__________________________

__________________________

24 ago. 2008


EL REGRESO DEL CABALLERO

El pasado sábado 9 de agosto se celebró en Fonsagrada, concejo de la provincia de Lugo, la fiesta por el Día del Emigrante, con bailes tradicionales, pasacalles y otras actividades folklóricas.
La gracia en el trazo y el verdor de esa región gallega quedaron plasmados en el cartel que presidió y realizó para el evento, el afamado caricaturista Forges, nativo del lugar.
De la mano de Blanquito, otro caricaturista, pero cubano, llegó a las fiestas ese día como un fantasma, tal vez el emigrante más famoso que haya salido de esa tierra, Don José María López Lledín, quien en la cresta de la oleada migratoria de los primeros años del siglo XX, llegó a La Habana para quedarse prendado de ella, a tal punto que la llamó su “Dulcinea”, y juró no abandonarla en vida.
Este ya famoso Caballero de París, nacido en la aldea de Vila Seca, a una veintena de kilómetros de Fonsagrada, ahora se deslizaba en forma de libro entre la bulliciosa multitud que colmaba la plaza central, como para que a sus paisanos de ahora no los asustara su estrafalaria figura.
Así entró, silenciosamente en el Museo Etnográfico de la ciudad, acompañado de unas pocas autoridades locales, amigos e intelectuales por invitación expresa de su director el consejero cultural Xuan Xosé Molina, para perpetuarlo en la memoria y ocupar permanentemente un rinconcito allí rodeado de madreñas, ruecas, ladeiras, retablos, y otros objetos tan queridos de su niñez en el terruño.

La exposición consiste en una copia de las 24 caricaturas que ilustran el libro y algunas fotos tomadas en la Exposición homónima montada en la Basílica Menor de San Francisco de Asís en la Habana Vieja durante la Feria Internacional del Libro de Ciudad de La Habana, el pasado mes de febrero.
Sin ningún protocolo, tanto el seleccionador de las obras, el caricaturista cubano Francisco Blanco, como el director del Museo local, a quien cariñosamente llaman Xuanxo sus más cercanos colaboradores, hablaron del personaje, de su trayectoria, de la acogida que ha tenido el libro en los pocos meses trascurridos, así como de todos y cada uno de los escritores, prologuistas, editores y artistas participantes en el proyecto.
Gran impacto causó entre los presentes la edad de Adis Castellanos Martínez, la más joven de los caricaturistas quien nació exactamente cien años después que el Caballero y por tanto no lo conoció en vida, pero que lo captó en toda su enigmática personalidad.
Lo mismo ocurrió con el autorretrato caricaturesco que el propio López Lledín realizó durante unas de las pruebas que le practicaron durante su permanencia en el Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Blanquito no podía volver a Cuba sin visitar la casa del Caballero de París, en la aldea de Vila Seca, municipio de Nogueira de Muñiz, rodeado de las bellezas de la cuenca del Navia, río que divide a Galicia de Asturias y así lo hizo en compañía de otro esforzado investigador local, esta vez del Museo Etnográfico de Grandas de Salime, en Asturias, popularmente conocido como Pepe el Ferreiro.
Esta aventura resultó altamente gratificante para él, regresó con la satisfacción de haber dejado caer una semillita en el surco de la amistad entre España y Cuba y nada menos que para demostrar que ese Caballero, gallego, cubano y parisino, sigue siendo ¡La Leyenda que Camina!
Francisco Blanco Ávila


5 comentarios:

  1. Mi comentario es de felicitación a Blanquito. Desde Lugo le felicito y le animo a que siga engordando su blog, estamos hambrientos de su sabiduría, al menos yo.
    Papito cubano, "P'alante como los de Alicante" como decimos por aquí.

    Besos.
    Ya sabes quien soy.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Seguiré tu consejo...Para llegar a viejo!

    ResponderEliminar
  3. Una vez visitada Cuba, se comprende muy bien este Maravilloso Blog, por el cual te doy mi mas sincera felicitacion.

    Angel y Mari, el Gordito español y Cantabro y la Rubita que hiciste la caricatura en el hotel Tryp

    ResponderEliminar
  4. Disfrute mucho de tu compañia.Aprendi mucho de ti,segiremos siendo muy buenos amigos.Gracias por adoptarme como hija gallega

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu visita a Galicia,por tus ensenanzas y por aceptarme como hija adoptiva

    ResponderEliminar