__________________________

__________________________

13 dic. 2018

LOS 120 DEL CABALLERO Y LOS 500 DE LA HABANA


El próximo año celebraremos el 120 aniversario del nacimiento en España del mítico “Caballero de París” –30 de diciembre de 1899--según acta notarial del ayuntamiento de Fonsagrada en Lugo, provincia de Galicia, y divulgada por su médico de cabecera y biógrafo Dr. Luis Calzadilla Fierro. Nos percatamos entonces del curioso vínculo entre el mítico personaje y su “Dulcinea” como él mismo apreció a la Ciudad de La Habana que un mes antes también estará de fiesta—no en sus quince--sino en su medio milenio.
Tuve el privilegio de publicar un cuaderno graficado sobre la fascinante historia de su emigrante deambular por La Habana del pasado siglo, donde intervinieron—debido a la premura de la entrega--solo veintidós caricaturas personales realizadas por artistas del humor gráfico cubano, incluyendo un autorretrato del propio José María López Lledín, hecho para una prueba en el propio Hospital Psiquiátrico de La Habana. Sin embargo, se cumplió con la fecha establecida y “La Leyenda que Camina” estuvo a tiempo para la Feria del Libro de La Habana dedicada a Galicia en marzo del 2007. Tal vez por los vínculos paternos con el terruño y la simpatía del personaje, convirtieron dicha propuesta en un best-seller.
Una pareja inolvidable–mi hermano gallego José Neira Vilas y su esposa cubana Anisia Miranda, residentes allá—invitados especiales a dicha Feria— dejaron constancia del éxito, que desde sus inicios contó con el apoyo absoluto del Dr. Eusebio Leal Spengler. Y fue el propio Historiador de Ciudad de la Habana, quien organizó una muestra con los 24 retratos caricaturescos para mostrarla ese mismo año en una galería del Casco Histórico de la Ciudad.
El hecho de agotarse rápidamente aquella primera edición, sumado a la invitación para participar en la Operación Añoranza del Principado de Asturias en el verano de ese 2008, se nos ocurrió al Dr. Leal y a mí la iniciativa de llevar dicha muestra colectiva al Museo Etnográfico de Fonsagrada.
Lo ocurrido en julio de ese año coincidió con nuestro debut de este blog—personal residencia de mis hijos putativos El gordo y el flaco bajo el siguiente título:
Si grande fue el éxito inicial del libro “La Leyenda que Camina”, mucho más lo fue el entusiasmo de varios editores en la región Autónoma de Galicia para—en coordinación con la Pablo de la Torriente--reproducir una segunda edición en idioma gallego.
Al regreso--a fines del 2008--con las copias traídas de España se montó una nueva exposición en el “Centro Comunitario de Salud Mental Francisca Rivero” de La Habana Vieja, donde ejercía el propio Dr. Calzadilla e inaugurada por el Presidente de la UPEC Tubal Páez, en presencia de los caricaturistas participantes.
Lamentablemente la crisis económica que recorrió el mundo y a Europa en particular, obstaculizó dicho proyecto. De hecho, la propia Oficina del Historiador de la Ciudad--años más tarde--también se interesó por una segunda edición ampliada en Cuba, pero ninguno de estos intentos pudo materializarse a pesar de los esfuerzos realizados aquí y allá.
Lo cierto es que hoy, a un año de ambas conmemoraciones todos los cubanos y capitalinos de pura cepa, nos preparamos para celebrarlos con un abrazo gigante que abarque sus 15 municipios y muy especial para esa otra leyenda viva que aún camina victoriosa por el casco histórico de la ciudad, El Dr. Eusebio Leal Spengler.
Otra gran sorpresa es que para la próxima Feria del Libro de la Habana, en febrero del 2019, por fin la editorial Pablo de la Torriente de la UPEC podrá ofrecer la ansiada--segunda edición ampliada--del singular libro con el aporte de nuevos caricaturistas, entre ellos--uno de los cinco héroes cubanos presos en cárceles del Imperio--Gerardo Hernández Nordelo, quien desde su prisión en Victorville, EE.UU. nos había prometido participar-, si lográbamos arribar a la añorada segunda edición.
Tres de las caricaturas del Caballero de París que se incorporaron a esta nueva edición del 2018, sus autores: A la izquierda: Gerardo Hernández Nordelo (f) H; NORDELO (1965)—Cumpliendo con su promesa hecha desde la cárcel en los Estados Unidos por aquella época--. Al centro: Ángel Velazco (f) VELASCO (1970). Dibujante de la Editora Abril.--A la derecha: Osmany Simanca (1960). (f) SIMANCA. Artista cubano radicado en Brasil.
En cuanto a otros misterios descubiertos por “menda” en aquel periplo fronterizo entre Asturias y Galicia, hace 10 años, quedará como una promoción para sorprenderlos gratamente el próximo año. ¡Si Dios quiere! Y como diría Pánfilo en “Para vivir del cuento”: --Eso será otra historia… Otra historia…je je j!.

8 dic. 2018

PABLO AHORA Y SIEMPRE (2)


Bajo ese mismo título publicamos la última propuesta de este blog ¡Ay, Vecino! a sus fieles vecinos dedicada al 33º.aniversario de la Editorial Pablo de la Torriente, a celebrarse el 12 de este mes. Pero quedaron aún asuntos por tratar. De ahí que le incorporemos ese (2) al final de la frase. 
Me explico: Tuve el honor de participar de aquellos extraordinarios esfuerzos de la UPEC por rescatar el prestigio de la historieta como un género del arte-gráfico para todas las edades y heredera de aquella inolvidable “Ediciones en colores” de mediados de los años 60 en nuestro país.
Pero también deseaba sugerir cierta proximidad a la obra periodística de Pablo de la Torriente--tan breve y luminosa como el paso de un cometa por las páginas del diario AHORA--en los convulsos años treinta del pasado siglo.
Ejemplos como “La isla de los 500 asesinatos” donde recoge sus memorias durante el encierro en Isla de Pinos en 1934 y también en noviembre del propio año, en que visita y escribe para el propio AHORA el famoso reportaje “Realengo 18” donde denuncia el intento de desalojo a los campesinos del realengo y su viril rebeldía, incluyendo el intento de asesinato del líder Lino Álvarez, así como la insurrección de sus seguidores durante el juicio amañado y el fallo del Tribunal Supremo que desató el enfrentamiento armado.
Pero no sería justo limitarnos a dicho propósito. Otros muchos méritos habría que recordar de nuestra querida editora.
Sin embargo, quiero destacar una curiosidad: Aún después de muerto en combate el 19 de diciembre de 1936, Pablo de la Torriente, siguió dando que hablar: En 1937 recibió póstumamente el premio literario nacional “Justo de Lara” por su artículo “Guajiros en Nueva York”. En 1938 se publica su obra “Peleando con los milicianos.” Y dos años después—en 1940--es que se da a conocer, lo que según mi opinión es un verdadero monumento al humorismo criollo con la obra “Aventura del soldado desconocido cubano” criterio compartido con su hermana Zoe.
Nacida en diciembre de 1985 y aún gateando, la Editorial Pablo se propuso destacar la obra periodística de la Revolución. Si no me equivoco, el libro que marcó ese debut a lo largo de 1986 fue “Antes del Moncada”, una recopilación histórica de Aldo Isidrón del Valle, con artículos de Marta Rojas, Arturo Alape, Julio García Luis, Santiago Cardosa y el propio Aldo.
Coincidente con ese título de la Pablo en 1986 surgen otras con el mismo propósito y no puedo olvidar “El médico de familia en la Sierra Maestra” de Ciencias Médicas, un acopio de trabajos de históricos, publicados por la colega Marta Rojas, que hoy adquiere actualidad con los sucesos de Brasil y el desplante fascista del futuro presidente Bolsonaro contra nuestros médicos.
Pero también “Tiempos precursores” publicado por Ciencias Sociales en 1986. Una recopilación del colega Mario Mencía en órganos de prensa de la época, con lo que recibiera el Premio Nacional de Periodismo “26 de Julio” de la UPEC.
De “Tiempos Precursores” guardo un infinito recuerdo por la dedicatoria que el propio autor me firmara, hace exactamente 32 años: A mi querido colega y compañero Blanquito, con todo el afecto de. M. Mencía”.
Todo esto me viene a la mente a partir del pasado día primero de diciembre en que nuestra prensa divulgara el fallecimiento del querido Mario Mencía. Miembro de la UPEC, de la UNEAC, de la Unión de Historiadores de Cuba, de la Asociación de Historiadores de Latinoamérica y del Caribe, de la Unión de Historiadores de Cuba y Premio Nacional de Historia.
Es pues un sentido recordatorio al prestigioso colega y de esas joyitas del periodismo cubano en los inicios de la PABLO aún balbuceante en 1986.
Perdonen si he saltado alguna que otra obra en el transcurso de estos 88 sagitarios y marchitos años. Pero más maltratada aún, está mi colección de libros de consulta--víctimas no solo del rey Kronos sino peor aún, del voraz apetito de insectos del orden de los tisanuros--más conocidos como polillas--quienes se han dado banquete con mi desordenado librero.

30 nov. 2018

PABLO: AHORA Y SIEMPRE (1)




El próximo 12 de diciembre se cumplen 33 años del nacimiento de la Editorial Pablo de la Torriente, institución nacida bajo los auspicios de la Unión de Periodistas de Cuba y su presidente histórico, el inolvidable Ernesto Vera.
Tras quince años como director del semanario PALANTE, que incluyó la creación de la Empresa Bohemia-Palante, donde por primera vez fracasó la consigna de En la unión está la fuerza, pues ambas perdieron efectividad.
De ahí que, al abrirme nuevos horizontes la UPEC en 1985 con su añorada editora, ése hecho constituyó para mí un nuevo Paraíso Terrenal, limitado por entonces a un pequeño local de oficina para tres personas. Ese Jardín del Edén lo componía la directora Irma de Armas Fonseca, su secretaria Mayra Renté Reyes y este humilde servidor, Francisco Pascasio Blanco Ávila como editor.
Poco a poco la nómina fue aumentando de peso y hasta de pesos, producto de las necesarias y exitosas iniciativas del proyecto. A saber: (1) Enriquecer el fondo pedagógico de la carrera periodística. (2) Divulgar la vida y la obra de los mejores exponentes de dicha profesión en Cuba y (3) Salir una vez más al rescate de la historieta como parte indisoluble de nuestros artistas gráficos, tanto dibujantes como guionistas. Recordemos que esto último tuvo su antecedente con el proyecto Ediciones en Colores y su fulminante desaparición física a mediados de la década de 1960.
El éxito fue inmediato: A la revista mensual COMICOs típica del género de aventura humor y ficción, siguió PABLO con frecuencia semestral que abordaba temas dirigidos a un lector más adulto y por último, EL MUÑE, que con formato tabloide iba dirigido a los más pequeños, con varias secciones especializadas como “El taller del Muñe” o el “Club de fans”... etc.
Aparte de esas publicaciones con carácter fijo, se incluyeron además cuadernos intemporales con colecciones de autores preferidos como “Supertiñosa” de Virgilio Martínez; “Cecilín Y Coty” de Cecilio Avilés; “Elpidio Valdés” de Juan Padrón o “El capitán Plín” de Jorge Oliver entre otros muchos. Lo cierto es que hasta mis contrastantes personajes de la tira “Ay, vecino” se utilizaron para dar nombre a una colección de tiras humorísticas variadas.
Tal vez esta popularidad de la Editorial borró de nuestras mentes aquel aborrecido quinquenio gris sustituido por otros cinco años que contrariamente llenaron de colorido y alegría los estanquillos de prensa en todo el país y por tanto, nuestras propuestas se agotaban de inmediato.
El último proyecto fue rescatar también la costumbre de coleccionar postalitas en colores con temas de actualidad y simultáneamente resolver la confección del álbum para pegarlas. El complejo problema se resolvió gracias a la intervención de la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas—mediante un contrato de propaganda en el encarte de la revista mensual CÓMICOs por tres años consecutivos. De tal modo que fueron tres los temas a tratar: 
Primer año (1989-90): Álbum en Homenaje a Camilo Cienfuegos a 30 años de su desaparición física. Con una colección de 100 postalitas en colores, que sí fructificó gracias a los textos de África y los dibujos de Mederos.
Pero más importante aún es que-- la aceptación sobrepasó los cálculos debido a que--para pegar las postalitas en el álbum--los niños debían coleccionar desechos sólidos y apoyar la campaña de higienización, por tanto se creó una organización infantil llamada Recuperadores del futuro que iría casa por casa recopilando botellas, papeles y otras desechos para ser cambiados por los álbumes en poder de las casas de cambio de la UERMP.
Fue tal el éxito que la editorial imprimió un cuaderno de historietas con ese mismo título, y los héroes serían precisamente aquellas agrupaciones de activistas infantiles con proyecciones higiénico-futuristas. Lamentablemente la felicidad del pobre dura poco y en el intertín, hace irrupción en Cuba el funesto Período Especial—con doble-bloqueo incluido.
El plan de la Editorial firmado con la UERMP era por tres años y se ajustó previendo efemérides como esa exitosa en honor a Camilo Cienfuegos  He aquí las otras dos propuestas: 
Segundo año (1991-92): Tema del deporte por la Celebración de los Juegos Panamericanos en Cuba. Inconcluso por la nefasta irrupción en Cuba de dicho periodo especial y su doble bloqueo que, lamentablemente, pica y se extiende hasta hoy. Lo curioso es que, este proyecto ya estaba a medias, con los textos redactados y sólo faltaba por realizar las imágenes. 
Tercer año (1992-93): A 500 años del Descubrimiento de América, abordaría aquellos primeros balbuceos de nuestro país. Evento tan abarcador que actualmente se repite con los preparativos para festejar el arribo a los 500 de nuestra capital el próximo 2019. Este tercer proyecto, ni siquiera se consideró por las condiciones objetivas creadas durante el llamado periodo especial las cuales no solo impidieron materializar ese sueño, sino que enterró los infatigables esfuerzos de aquella imborrable UERMP convirtiendo a nuestra capital en un indeseado e infeccioso vertedero. Que si no atajamos a tiempo…Picará y se extenderá hasta el infinito.
Ilusiones aparte, nuestra querida editorial redobla hoy los esfuerzos por reivindicar la figura señera de ese héroe CUBANO—así en altas y negritas, pero que nació el 12 de diciembre de 1901 en Puerto Rico y murió el 19 de diciembre de 1936 en España. Esperamos que la salud nos acompañe para asistir a la velada que los periodistas cubanos celebren el próximo día doce, o trece, para recordar AHORA Y SIEMPRE, al querido periodista revolucionario Pablo de la Torriente Brau. Y si la salud me lo permite, dicho encabezamiento tendrá una segunda vuelta, como en la pelota…