__________________________

__________________________

17 sept. 2009

CITA EN MI BARRIO

Apenas recién escapados con las maletas llenas del dinero del Tesoro, los golpistas batistianos, comenzaron a organizar las campañas mediáticas apoyadas por Washington, ejecutar los sabotajes de sus mercenarios infiltrados, correr las bolas de la Quinta Columna interna, y promover el éxodo masivo de los residentes en la Quinta Avenida de Miramar.
Las primeras medidas revolucionarias del programa del Moncada pusieron a temblar a los privilegiados, sobre todo la Ley de Reforma Agraria, que iba a las raíces del problema pues afectaba sus bienes raíces. Esta normativa caldeó el ambiente de los siquitrillados. Por eso, en la noche del 28 de septiembre, --hace ahora 49 años-- el discurso del líder de la Revolución frente al Palacio Presidencial, fue interrumpido varias veces por bombas que hacían detonar los enemigos del proceso.
El estruendo de los artefactos fue acallado por la atronadora respuesta de los miles allí congregados pidiendo a gritos comités de vigilancia cuadra por cuadra, y manzana por manzana. Así nacieron los Comités de Defensa de la Revolución.
Entre los que se sumaron en mi cuadra estuvimos mi esposa y yo. Pues los niños que gateaban no se consideraban aptos.
Por primera vez vencí el sueño en noches de vigilia tras la agotadora jornada laboral del día, y al siguiente, de nuevo para el curralo. Cuando se agudizaron las agresiones, los cederistas nos vestimos de milicianos:
Por primera vez tomé en fusil en mis manos y aprendí el arme y desarme preventivo; ante las catástrofes provocadas o naturales, no faltaron las donaciones de sangre.
Por primera vez sentí el orgullo de experimentar cómo mi sangre fluía por las arterias hacia un semejante más necesitado que yo. Cuando el Che exhortó al Trabajo Voluntario los fines de semana, tampoco me quedé en casa.
Por primera vez me monté en un camión para acudir masivamente junto con otros voluntarios a las labores agrícolas convocadas.
Por primera vez me vi cortando caña en medio del cañaveral, con el machete en la mano. Fui un asalariado en talleres tipográficos, y dibujante de prensa, --ambos oficios honorables--, pero, como cederista hice cosas por solidaridad que jamás había soñado.
Por primera vez me sentí parte indisoluble del pueblo. Compartir el sudor, las lágrimas o la sangre, sin otro estímulo que el deber cumplido hermana a los hombres, y…
Por primera vez no me sentí una mercancía.
Años después, en reconocimiento a estos “esfuerzos”, mi esposa y yo recibimos la Distinción Nacional como fundadores delos CDR, cuando en realidad los que estábamos en deuda éramos nosotros por la satisfacción del deber cumplido.
Los años del llamado período especial en la década de los noventa del siglo pasado, fueron traumáticos para todos. Las editoriales, y la prensa en general se vieron particularmente afectadas y solicité mi jubilación sencillamente porque no me sentía bien recibiendo un salario sin su correspondiente contrapartida.
En medio de tanta tragedia, la Coordinación Nacional de los CDR apoyada por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba , y ambas apadrinadas por sus dirigentes Juan Contino y Abel Prieto, solicitó que por mi experiencia en la especialidad, dirigiera una nueva publicación que abordara en forma amena pero crítica los más acuciantes problemas de la población. Así surgió la revista MI BARRIO, que se publicaba con frecuencia religiosa. Es decir: “Cuando Dios quiera”.
Desde el primer número (septiembre de 1996), en el que debutaron “Los Tutis” de Virgilio Martínez, se sumaron otros personajes ya populares, y temas novedosos como el secuestro del niño Elián, el fenómeno del jineterismo, las consecuencias de la doble moneda y la doble moral, la voluntad de resistir, la guapería marginal, la desidia generalizada, la aparición del flagelo del SIDA y otros males agudizados por la situación precaria del momento.
Al arribar a mis 50 Años de vida artística, en 1998 la organización de masas tuvo la delicadeza de programar en el barrio una velada artístico-cultural de homenaje, donde decenas de vecinos de la cuadra se reunieron para compartir la diversión, y la casa se me lleno de recuerdos, abrazos, y alegrías.

En estos días de septiembre y del recuento, los vecinos de MI BARRIO rendimos homenaje a aquellos que hombro con hombro nos repartimos la tarea de rescatar el género de la historieta en medio de la más profunda crisis editorial jamás sufrida por nuestro país.
Hasta septiembre de 2000 sólo se editaron ocho números, pero, los resultados valieron la pena.
Tuvimos valiosas colaboraciones del extranjero entre las que contamos con los argentinos Quino, Fontanarrosa y Langer; españoles de la talla de Vázquez de Sola, Rojas Mix, y Carlos Giménez, así como la de Will Eisner, el mítico autor norteamericano del “Spirit”.
Queremos rendir muy especial tributo a nuestros queridos ausentes-presentes, que estarán siempre en el recuerdo como los humoristas Núñez Rodríguez, Virgilio, Wilson, Betán, Muñoz Bachs, a los artistas del lente también fallecidos, Tito Álvarez y Félix Arencibia. Por último, a personalidades de la cultura, cuyas obras fueron objeto de versiones libres en las páginas de MI BARRIO. Vaya pues a Marcos Behmaras, el Indio Naborí, Onelio Jorge Cardoso, Dora Alonso, Wichy Nogueras y EL Che, nuestro eterno reconocimiento.

16 sept. 2009

DESDE MIAMI.

En una edición anterior presentamos la imagen de un iceberg deslizándose impasible frente a las costas del Malecón, ante la mirada incrédula del Morro habanero. Ahora un vecino de Miami nos envía esta otra foto del mismo témpano, captada en tiempo real ese día, pero visto desde el lado de allá del Estrecho de la Florida. Precisamente tomada al lado del mojón que marca las 90 millas. La instantánea virtual patentiza que en cuestiones del calentamiento global y el Apocalipsis climático, no valen partidismos ni ideologías: A todos nos va a coger la pelona por igual.

CARPENTIER DE CUERPO ENTERO

A mediados de septiembre, se celebró en La Habana el
Festival del Libro y la Literatura, en homenaje a los 50 años de aquel primer proyecto homónimo que organizó Alejo Carpentier tras el Triunfo de la Revolución. A propósito, recuerdo que durante un Congreso de la UNEAC, el autor del “Siglo de las Luces”, --entre sus antológicas obras--,--se presentó en los salones del evento vestido a la moda, es decir: con un traje enterizo de mezclilla azul. El maestro había sido caricaturizado cientos de veces, pero por lo general, sólo destacando sus rasgos faciales, que ya de por sí eran significativos. Al verlo allí, parado en la puerta del salón, --firme como una estatua de bronce,-- casi nada tuve que aportar para reflejarlo en toda su grandeza.

¡POR POCO LOS ESPAÑOLES NOS GANAN EN PELOTA!
Por lo general, siempre me acuesto tarde, pues la tranquilidad de la noche le permite a mi musa entregárseme mimosa en la intimidad de la mesa de dibujo. Así que levantarme el sábado 12 de septiembre a las 5 AM, era lo que se dice, una jodienda…
El asunto valía la pena: Se iba a televisar en directo desde Barcelona. el primer partido de beisbol entre Cuba y España por el Campeonato de la Copa Mundial de Beisbol 2009. El encuentro resultaría un paseo para nosotros, pensé; pues sería al revés si chocáramos ambos equipos pero en balompié.
ACLARACIÓN:
1.-En el beisbol se enfrentan en la cancha, dos equipos de nueve atletas en bombachos; no once en calzoncillos.
2.-Los tiempos del fútbol son dos de 45 minutos, más los descuentos por zancadillas y otras lindezas a juicio del árbitro. Los innings en beisbol son 9 de tres outs (fueras) cada uno. Si a esa altura hay empate debe seguir jugándose en extrainnings (tiempo de descuento indefinido), hasta que se decida el abrazo, aunque se vacíen las gradas de aburrimiento...
3.-El portero en el balompié debe evitar que los contrarios le metan el balón en la red. Su contrapartida el pitcher lo mismo, pero lanzando curvas, rectas y garabatos para que quienes esgriman la tranca no puedan sacar la bola del parque o meter un hit (la pelota no es capturada).
4.-Cada vez que uno de los bateadores conecta la esférica con la porra, corre base tras base mientras la bola esté en juego. Cada vez que es capturada por el enemigo se pierde una oportunidad out). Cada tres de estos se cierra un capítulo y va al bate el contrario, garrote en mano...
5.-El corredor, si le da la vuelta al cuadro y llega al plato, anota una carrera o gol. Si se descuida y no pisa alguna de las almohadillas, puede ser castigado, pero no con tarjeta amarilla o roja, sino declarado out, o fuera.
6.-Si el del palo batea la pelota mas allá de las vallas automáticamente le da la vuelta al cuadro, válido para una carrera, y si tenía hombres embasados anotan todos delante de él.
Con estas indicaciones elementales, veamos qué pasó ese día:
¡Primera sorpresa! El equipo Cuba está acostumbrado a golear a sus contrarios. Los ibéricos jugaron tan bien que casi finalizando el desafío marchaban con ventaja de una carrera.
¡Segunda sorpresa! Faltando dos innings, y con dos cubanos en base, el gordito Peraza de emergente batea un jonrón tanto como llevar el balón fuera del parque (bueno para tres anotaciones).
¡Tercera sorpresa! El corredor de primera, creyendo que el patrullero español junto a la cerca había capturado la bola de un salto, regresa cruzándose con el bateador que venía tras él para evitar que le saquen doble play (uno por capturar el flay, y el otro por no regresar a tiempo a su base). Es decir dos outs en vez de uno. El juez le canta out por regla, (quitarle una de las carreras por castigo), así que en vez de anotar tres, Cuba se apunta sólo dos.
El juego se pone calentito con una de ventaja para nosotros, y afortunadamente ese resultado se mantuvo hasta el final del partido… Porque sabiendo el genio que se gastan aquellos que apuestan por el equipo de su preferencia al verse despojados con una decisión arbitral: ¿Qué hubiera pasado en ese estadio? Hubiese corrido la sangre, no los peloteros.
¡Cuarta sorpresa! Si en vez de un out, la pizarra hubiera marcado dos, con el tercero por el castigo, se hubiese terminado el tiempo, y por tanto, el jonrón quedaba invalidado, es decir: Las tres carreras cubanas –que fueron dos en definitiva-- dejaría el partido como hasta ese momento y España sería entonces el vencedor.
A mis vecinos del terruño, les pido disculpas por pretender hacerles entender en tan poco espacio, algo de nuestro complicado pasatiempo nacional. Si lo he logrado me doy por satisfecho, porque ni yo mismo entiendo lo que pasó en ese juego del pasado sábado de septiembre en Cataluña.

3 sept. 2009

¡OJALÁ ME EQUIVOQUE!

Bajo este titulo se publicaron recientemente en la prensa cubana, unas reflexiones de Fidel, que me hicieron reflexionar sobre una faceta de su personalidad apenas divulgada: Su especial sentido del humor.
Al referirse a la actual situación del Presidente de los Estados Unidos, termina con un parrafito que no tiene desperdicio: “No albergo la menor duda de que la derecha racista hará todo lo posible por desgastarlo, obstaculizando su programa para sacarlo del juego por una u otra vía, al menor costo posible. ¡Ojalá me equivoque!”
Me imagino la sorpresa que se llevaron algunas aves de mal agüero que anunciaron su Apocalipsis Now en el Día de los Fieles Difuntos. Recordemos que Don Juan Tenorio es una obra que aún se mantiene en cartelera y que: “Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”. A lo que yo añadiría: “…y mejor humor”. Los reflejos condicionados no les permiten ver la realidad.
Si nos remontamos
a los tiempos difíciles de la censura batistiana, vemos cómo a pocos meses del golpe de estado, y durante una peregrinación a la tumba del dirigente Eddy Chibás, circuló de forma clandestina El Acusador, una proclama mimeografiada dirigida por el doctor Fidel Castro Ruz, (Alejandro). Vemos en ella cómo el movimiento revolucionario utilizaba ya la caricatura política, para fustigar al tirano. El hecho de aparecer sin firma como medio de protección al autor, no nos ha permitido identificar al artista.
En medio de esa vorágine redentora, se sumaron otros personajes satíricos a la lucha ideológica, entre otros: El “Pucho” de Laura (seudónimo de Virgilio en el clandestinaje); el “Loquito” de Nuez en Zig-Zag; y el “Julito 26” de Chago en la Sierra; quienes representan lo mejor del humor gráfico insurrecto. Aunque existieron otros autores que también aportaron lo suyo.Por aquellos tiempos para mi, el caricaturista era un ser solitario, confinado a su mesa de dibujo en un apartado rincón de la redacción. Por lo pronto, así veía yo desde mi altura en el taburete del linotipo a Prohías, haciendo de las suyas en la página editorial del diario El Mundo. Pero, como dijo Carlos Puebla: “Llegó el Comandante y mandó a parar”.
Poco tiempo después, durante la intervención revolucionaria del periódico. me vi sustituyendo a aquel famoso “Hombre Siniestro” de la caricatura cubana.
Bisoño, sin experiencia profesional alguna, y en medio de una feroz lucha ideológica tuve que afilar la punta del lápiz contra el Imperialismo yanqui, la burguesía lacayuna, los monopolios extranjeros, los manengues politiqueros, la escoria, la gusanera, los siquitrillados, los renegados, y otros advenedizos que deseaban revolución… Pero no tanta.
Todos ellos tenían ya las maletas preparadas para arrodillarse ante el Tío Rico Mac Pato del Norte y pedirle que les sacara las castañas del fuego. Claro, con la esperanza de regresar triunfantes a celebrar la próxima Nochebuena en casa. De nuevo se envenenaron con sus propias toxinas y tuvieron que deshacer los bártulos una y otra vez durante estos 50 años.
En el discurso de Fidel, el mismo día de su entrada a La Habana, (enero de 1959), se viró sonriente para preguntar con cierta ingenuidad: --¿Voy bien Camilo?
Con las cenizas aún humeantes en los aeropuertos cubanos a consecuencia del traidor bombardeo de abril de 1961, nuestro Comandante en Jefe compara al Presidente Kennedy con “La gatita de María Ramos, que tira la piedra y esconde la mano”.
http://ay-vecino.blogspot.com/2009/04/acuerdate-de-abril.html
También por esos días, en medio del fragor del combate de Playa Girón, lanzó otra pregunta sorpresivamente irónica a un mercenario negro prisionero: ¿Y tú qué haces aquí?
Estos son sólo unos pocos ejemplos.
Un grupo de caricaturistas fuimos citados para uni
rnos al equipo fundador del semanario Palante y Palante en octubre de ese mismo año. Si la idea fue de Fidel o no, por lo pronto su primera edición motivó un comentario suyo refiriéndose a la acertada portada de Wilson donde debutó, aún sin bautizar, una de sus famosas “Criollitas”.
A mediados de 1963, en una de sus intervenciones, abordó con ironía la tendencia burocrática de crear Empresas Consolidadas de Chinchales y Timbiriches, Fidel dijo textualmente: “Hay críticas bien hechas, pero también hay que ser un tipo bien informado para saber deducir entre una crítica bien hecha y una mal hecha”.
Tuve la suerte de poder interpretar sus palabras humorísticamente en la portada del semanario publicada el 25 de agosto de 1963 con la caricatura que ahora reproducimos:

Días después, el propio Comandante en Jefe se volvió a referir al tema de esta forma: “…esa manía de ponerle Consolidado a todo, y Empresa Consolidada a todo; hasta el ECOCHINCHE de que habló Palante y Palante”.
A fines de la década de los 60, se me encargó formar un equipo que realizara campañas didácticas en cuadernos de comics humorísticos a favor de las nuevas tecnologías, como forma de concientizar sectores renuentes a su aplicación: Comenzamos con las ideas sobre ganadería del científico francés André Voisin, y de ahí surgieron los personajes “Matilda y sus amigos”, a los que siguieron otros como “Los Siete Samurais del 70” “Trucutuerca y Trescabitos”, y por último “Pol Brix contra el Ladrón Invisible”.
http://ay-vecino.blogspot.com/2009/02/mis-desmemorias-3.html Poco después nos enteramos que aquello fue también idea de nuestro Comandante en Jefe.
A partir de 1971, durante los encuentros de crítica y autocrítica celebrados en el Teatro de la CTC, personalmente Fidel –tras caracterizar a no pocos dirigentes de indolentes, acríticos, e incapaces de proteger los bienes del estado, --los calificó como buena gente. Ello inspiró al colega Humberto Valdés Díaz (Val) para crear su mítico “Crisanto Buenagente”, que se mantuvo en el tintero durante algunos años. Si a todo esto agregamos el apoyo dado a la creación del Museo del Humor de San Antonio de los Baños y su ya tradicional Bienal Internacional de Humorismo Gráfico, las multitudinarias Ferias del Humor de Varadero y las celebradas en cada una de las provincias ganadoras de la emulación por el 26 de Julio, o la modernización digitalizada de los estudios de animación del ICAIC, entre otras iniciativas, nos dan una pálida idea de su apoyo al género. Testigo presencial de muchos de estos proyectos, --y otros por prosperar--, para mi no es ninguna sorpresa la afinidad de nuestro Comandante en Jefe con el humor gráfico y la historieta.
En el libro Cien horas con Fidel, su autor Ignacio Ramonet le hace una pregunta sobre sus aficiones durante la niñez. A las cuales responde el entrevistado su preferencia por las tiras cómicas de las páginas dominicales en la prensa cubana de la época.
El Sol, intensamente brillante en su grandeza, tiene manchas.
El doctor Fidel Castro Ruz, independientemente de sus bien ganados méritos, de su férrea voluntad, y de su honestidad a toda prueba, entre otras virtudes, no deja de ser un ser excepcionalmente humano; por lo tanto susceptible a equivocarse. Reconocerlo es de sabios. De ahí el título de sus últimas reflexiones, cuando a la apabullante realidad expuesta termina entre irónico y dubitativo: ¡Ojalá que me equivoque!
Reconozco que no soy nadie para juzgar a los demás, y mucho menos al guía indiscutible del pueblo cubano, pero en este caso, Fidel seguirá siendo para mí nuestro Comandante Invicto, y de eso sí estoy seguro de no equivocarme.

¡BIENVENIDO AL BLOG!

Un nuevo vecino nos escribe para felicitarnos y sumarse a los que aportan y vienen estimulando nuestro trabajo. Desconocemos si existe en realidad, o quiere tomarnos el poco pelo que nos queda. Yo sólo sé que no sé nada. El nuevo aliado dice llamarse Sócrates Pérez Platón: Pérez por parte de padre cubano y Platón, heredado por su madre de uno delos Siete Sabios de la Antigua Grecia. Nos promete algunas sorpresas y con gran placer este caricaturista le corresponderá ilustrándolas. Por lo pronto…¡GRACIAS MIL, VECINO!
Sin lugar a dudas, la noticia que ocupó los más importantes cintillos de la prensa internacional en este fin del verano fue la hazaña del super bólido Usaín Bolt, con su doble record mundial el 100 y 200 metros planos, durante el Mundial de Atletismo celebrado en Alemania. Lo más significativo fue que lo hizo precisamente en el estadio de Berlín. donde 73 años antes el velocista también afroamericano Jesse Owen ridiculizó la supremacía germánica de la raza aria, provocando la deshonrosa retirada de las gradas al mismísimo Adolf Hitler. Muchos se preguntan la causa del porqué algunos cubanos procedentes de Miami, cuando vienen de visita, sacan turno para el estomatólogo. La respuesta vino hace poco también a través del cable: “Sacarse una muela en los Estados Unidos no baja de mil dólares”. Que en buen cubano sería --Un ojo de la cara--. Tal parece que el Sueño Americano haya regresado a Mesopotamia, en tiempos de Hammurabi y su ley del Talión: “Ojo por ojo y diente por diente.
Las altas temperaturas sufridas en nuestro país durante el verano que acaba de concluir, augura nuevos records de calor a partir del próximo. Así lo atestiguan informas de expertos reunidos en la Tercera Cumbre Mundial sobre el Clima, que se viene celebrando en Ginebra. Del peligro que nos acecha, aquí va el testimonio bucólico de quien ve el futuro con buenos ojos, porque lo que pintan los científicos es el Armagedón con el derretimiento de los casquetes polares, y consecuentemente el aumento del nivel de los océanos...
Cuenteros y fabuladores se reunirán
del 4 al 8 de septiembre en Santiago de Cuba para celebrar la VI Bienal de la Oralidad. Esto me trajo a la memoria a una vecina que considero emblemática en la especialidad: Se trata de Teresita Fernández, quien debutó hace una bola de años, acompañando a Bola de Nieve en el “Monseigneur” y alegró a varias generaciones de cubanos con “Barquito de Papel”, “el Gatito Vinagrito” y otras populares canciones infantiles, con las que alegró a públicos de Nicaragua, México, Venezuela, Colombia, Brasil, y varias veces a España. De ésta dijo…”Sangre asturiana corre por mis venas”. Pero además, Teresita junto a Francisco Garzón Céspedes animó durante años la “Peña de los Juglares” del Parque Lenin, y obtuvo entre otros galardones el Premio “Juglar” de la UNEAC. Últimamente la hemos propuesto a recibir la Distinción “Jovellanos” que otorga la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba. En la caricatura de hace cinco años, la concebimos rodeada de sus queridos animalitos de ayer, hoy, y mañana.

DE DINOSAURIOS Y OTROS FÓSILES

Nací en los convulsos tiempos del Machadato, cuando el tiro estaba sato en las calles y la dieta familiar consistía sólo de harina y boniato. Dicen que por la crisis del 29, que le quedó chiquita a la actual. Por entonces se decía que la juventud estaba perdida. Craso error, fueron los jóvenes obreros y estudiantes quienes a fuerza de coraje expulsaron a Machado, con todo y su bravuconada de…”A mi no me tumban con papelitos.
Mi niñez fue como el papalote de la Revolución del 33 que se fue a bolina en plena adolescencia pues quedé huérfano de padre y madre. Claro, sin pensión ni amparo filial. Eso vino mucho después, ya que los politiqueros de turno habían desfalcado la caja del retiro en una republiquita bananera y huérfana también, pero de vergüenza.
Sin embargo suplía mi prematura realidad proletaria con una enorme fantasía. Teníamos que imaginarnos a nuestros héroes, con voz pero sin voto, porque eran invisibles y radiofónicos como Chan Li Po o Los Tres Villalobos. La Conquista del Cosmos, sólo existía virtualmente en el papel, pues Flash Gordon y Brick Bradford no podían escapar de los cuadritos de los comics norteamericanos en las páginas en colores de nuestra prensa.
En las matineés dominicales de los cines de barrio, los carapálidas del gatillo alegre eran desmelenados por los pésimos aprendices de barbero pieles rojas, porque los pelaban hasta con el cuero cabelludo. Cosas como esas nos metían a diario en la cabeza.
Hoy con los catastróficos efectos especiales, la resurrección de los/las chupasangre dráculianos y los hombres/mujeres lobos del pantano y los lobos hombres/mujeres de Wall Street. La cosa va de terror en terror. Por eso el bombardeo diario televisado en tiempo real de ciudades indefensas, afganas o iraquíes no nos da ni frío ni calor. A eso se le llama efectos colaterales.
Rebobinemos y volvamos a la época de Tom Mix, no de Tom y Jerry: Como el technicolor estaba todavía en veremos. Ni los buenos ni los malos del celuloide tenían su verdadera pigmentación. Fíjense bien que dijimos carapálidas, no blancos; esa es una categoría posterior que se decidió en la Guerra de Secesión, dándole libertad a los esclavos negros para que fuesen cazados como animales libres por el Ku Kux Klan . Curiosamente, se dice que antepasados del presidente Barack Obama fueron esclavos negros que participaron en la construcción de la Casa Blanca.
Con el tiempo y un ganchito fuimos descubriendo poco a poco que el edificio más grande del mundo era el Empire State construido por el millonario más anciano del planeta: Rockefeller. Que la Estatua de la Libertad estaba presa en la bahía de Nueva York mientras los presos de Alcatraz flotaban libremente en la de San Francisco. Y para ir a la nuestra de Guantánamo, había que pedir visa en la Embajada yanqui. Cosas de nuestra soberana seudo-república Made in Usa y su Enmierda Platt.
Pero sigamos avanzando en el tiempo: Todo eso transcurrió entre la primera y segunda parte de “El Padrino”. Como a la tercera va la vencida, llegó el Comandante y mandó a parar. A los jóvenes de la Generación del Centenario les había crecido no sólo las barbas en la Sierra sino también el coraje.
Mientras tanto Batista seguía blofeando—con F no con G,-- con aquello de tener siempre una bala en el directo... A la hora de los mameyes le dio artritis en el índice en aquel despetronque del 31 de diciembre de 1958.
A partir de entonces conocimos qué quería decir aquello de escoger entre la zanahoria y el garrote, pues nos tocó su parte más dura: el bloqueo. Habíamos declarado la Revolución Socialistas en Playa Girón y por eso nos expulsaron de la OEA y nos amenazaron con la bomba atómica en otra crisis, --la de los misiles--. No disfrutaríamos pues de la política del Buen Vecino, a la que estaban debidamente acreditados trogloditas de la talla de Trujillo, Stroessner y Somoza, para poner sólo unos pocos ejemplos de la gorilocracia latinoamericana Made in USA. En estos momentos le ha salido un mutante: Goriletti. Fue la propia gallina clueca del imperio y su cacareada democracia representativa quien nos abrió los ojos con la Escuela de las Américas donde se graduaron no pocos “demócratas” generales golpistas y muchos “representativos” Escuadrones de la Muerte. Por eso el Che, médico al fin, se empeño en combatir la Operación Cóndor con otra en el quirófano de la Historia: ¡Crear uno, dos, tres, muchos Vietnams..!
Hoy con otros métodos de lucha, las nuevas generaciones del Bravo a la Patagonia enarbolan la bandera de la Segunda Independencia de América. La reacción tenía que reaccionar: Las oligarquías nativas que jugaban libremente en el patio trasero del Imperio, se ven desprivilegiadas y desprestigiadas. Sólo les queda el recurso del pataleo. Con lo cual no hacen más que reafirmar su impotencia, añorar su opulencia, reclamar su permanencia, demostrar su insolencia, y sin un átomo de decencia ni conciencia, conspirar con la anuencia de la Agencia. Como pueden ver, todo esto que termina en CIA, puede acabar mal.
Allá esos jóvenes-decrépitos que no supieron o no quisieron,-- ni siquiera de forma gratuita-- aprovechar las enseñanzas del Apóstol de… “Ser cultos para ser libres”… Por cierto, en su tiempo el maestro los tildó de sietemesinos, por la forma miserable en que arrastran su lacayuno analfabetismo político. A veces nos responden con un despectivo: “Ustedes son unos dinosaurios”. --¡A mucha honra!
Ser un reaccionario en edad de rebeldías es la última carta de la baraja. Una especie de tiranosaurio con jeans. Por mi parte, soy profesional universitario. Graduado a destiempo pero a mucha honra en los cursos para la educación de adultos. Nunca creí que la juventud estuviera perdida, pero hay mucha demencia senil imberbe. Prefiero ser un dinosaurio agradecido antes que un seboruco, quien piensa con la barriga y cabeza ajena… ¡Allá los oligarcas! .
Joven ha de ser no quien más salte, sino el que más se eleve en la escala de los valores humanos. Sin ánimo de caer en violencia generacional. Al que le sirva el sayo…. Que se lo pinga… Perdón, ponga.