__________________________

__________________________

4 jun. 2017

PACTO ENTRE CABALLEROS



La primera sorpresa de este sexto mes del año la recibí antier jueves, día primero, vía telefónica, cuando…
--RRRIIINNNNG…
--¿Oigo?.
--¿Blanco?
--Te habla Luis.
--¿Qué Luis?
--¡Calzadilla, mi hermano!
--¡Qué sorpresa, doctor…! ¿Qué me cuentas?
--¡Noticias, mi viejo, noticias!
Y a continuación la buena nueva:
--Que el próximo sábado día diez de junio, a las once de la mañana en la calle de Madera de la Habana Vieja, frente al Instituto del Libro, se presentará… ¡Por Fin!... La segunda edición de mi libro “Yo soy el Caballero de París” del año 2000, esta vez por Letras Cubanas.
--¡Felicidades, doctor… Merecido lo tenías!...
--Si a esto agregamos que en diciembre del año pasado la Editorial Pablo de la Torriente, de la UPEC me anunciara también la segunda tirada de “La Leyenda que Camina” hija adoptiva del libro suyo, gracias a la colaboración de 24 caricaturas personales sobre el singular personaje folklórico de La Habana en el pasado siglo XX,--incluyendo su propio auto-retrato,--aunque dicho caballero siempre anduviese a pie.
Con la diferencia de que: En ésta–nuestra segunda edición--se ampliaría el número de los artistas invitados, ya que en la premura por entregar el libro para la Feria internacional del Libro del 2007 dedicada a Galicia, algunos artistas gráficos no pudieron presentar a tiempo sus trabajos, incluyendo al colega Gerardo Hernández, por razones obvias.
Se espera que, para la próxima Feria del Libro nuestra--en febrero del 2018--podamos también celebrar dicho acontecimiento…¡Si Dios quiere, y el calentamiento global impulsado por Trump, no se nos atraviese!
Pero recordemos algo de esa hazaña tuya hace diecisiete años--contra viento y marea del período especial—debido al doble bloqueo que te obligó a acudir a la Diputación de Badajoz para poder entregarnos dicha joyita del costumbrismo criollo en los albores mismos del Siglo XXI.
Recuerdo que de los datos biográficos de José María López Lledín, aportados por ti en dicho libro, yo me basé para tejer la historieta que el propio protagonista inspiró bajo el título de… ¡Yo soy la Leyenda que Camina…! Y como solo nos separa una semana para la presentación del tu libro, no quiero abundar en detalles del mismo porque repito una vez más:
¡…NO ME GUSTA QUE ME CUENTEN LA PELÍCULA NI LA TELENOVELA…!
! POR TANTO, TAMBIEN DESEO QUE LOS DEMÁS DISFRUTEN TODAS Y CADA UNA DE LAS SORPRESAS QUE NOS DEPARAN LAS MEJORES OBRAS DE ARTE…!
Sí quiero adelantarles algo a los futuros lectores de esa segunda edición de  “Yo soy el Caballero de París”: Su prólogo fue escrito por el Doctor Bernabé Ordaz—Comandante del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y psiquiatra de profesión, quien al triunfo de la Revolución (1959), fue nombrado director del Hospital Psiquiátrico de La Habana hasta su lamentable fallecimiento.
Durante todo ese tiempo, Ordaz transformó dicha institución— aquel Mazorra que en el pasado nos recordaba los campos de concentración nazis por el tratamiento deshumanizado de sus pacientes—y que a partir de 1959 cambió de tal manera que el propio Caballero de París lo definiera así: …”Es un paraíso terrenal…”
Termino pues con las propias palabras de Ordaz al concluir dicho prólogo como pie de la caricatura personal que le hiciéramos en vida a petición expresa suya:
 “…Es nuestro deber, como lo ha hecho el autor, colaborar a que las jóvenes y venideras generaciones conozcan la existencia e historia de personajes que, como el Caballero de París y otros andariegos de vida errante, deben mantenerse en la historia como parte de nuestro acervo cultural… Ahora, para finalizar, quiero felicitar merecidamente al autor de este libro…”. Y firma: Dr. Bernabé Ordaz.