__________________________

__________________________

23 feb. 2016

LOS 47 DEL DE-DE-TE Y LOS 50 DE MANUEL


Mañana 25 de febrero se cumplen exactamente 47 años del nacimiento del colega DE-DE-TE, por lo que comienzo este relato con la copia de la cubierta y contracubierta original de Tomy para el libro por el 25º. Aniversario de la publicación.
Y no encuentro un mejor tema que recordar entre sus fundadores uno a quien me une lazos de respeto y admiración. Se trata del artista de la plástica y la gráfica Manuel Hernández Valdés, premio nacional de periodismo “José Martí” y premio nacional del Humor “Aquelarre”, que acaba de sorprendernos seriamente con la última de sus sorprendentes  “humoradas” pero en este caso verbal.
Resulta que en la entrevista titulada “Del Pastiche a la falsificación” que le hiciera el pasado 31 de enero Hugo García, corresponsal de JUVENTUD REBELDE en Matanzas, MANUEL—así con mayúsculas—opina que con las tecnologías modernas ni se sabe adonde van a parar las falsificaciones de obras plásticas, tan viejas como el arte y el mercado mismo.
Continúa narrando que una turista inglesa le preguntó en Varadero por qué sus obras se venden allí más caras, si en La Habana ella las conseguía baratísimas. 
Y continúa el sorprendido entrevistador: “…No había ironía ni burla en las palabras de la asombrada visitante extranjera, simplemente no comprendía esa  diferencia abismal de precios en la comercialización de dichas pinturas con las guajiras y guajiros  del afamado artista matancero…” 
Como si se tratara de la alteración de los precios actuales en los mercados agropecuarios, la respuesta del multi-premiado maestro del humor gráfico y la cerámica no se hace esperar cuando agrega: “En Cuba hay artistas de feria que te hacen cualquier obra y de manera perfecta... Algunos jóvenes aprenden lo elemental en la escuela y luego se hacen profesionales en reproducciones”. 
Manuel ahíto de premios y reconocimientos tuvo que abandonar la capital para refugiarse en el terruño matancero cuando la especialidad gráfico-periodística  dio muestras de agotamiento durante el período especial, hace unos veinte años, aunque veinte años atrás Gardel no le diera la menor importancia a dicho lapso.
Lo cierto es que la cercanía al natural prestigio de Varadero se unió el  virtuosismo del artista de la cerámica, cuando plantó en el balneario una galería con exquisitos platos y otras delicias del barro. Tremendo berro, dirían algunos ante el descubrimiento del reciente plagio.
Lo que no tiene discusión es la popularidad del DE-DE-TE, suplemento dominical del diario de la juventud, que heredó de la centenaria BOHEMIA aquello de comenzar la lectura por la última página.
Y es que desde sus inicios hace exactamente cuarenta y siete años, contó con un elenco de lujo conformado por el propio Manuel, Tomy, Carlucho, Migue, Torres, Hernán H., Padroncito, Ardión, Ajubel y Renecito, entre otros que tal vez hayan quedado enredados entre mis neuronas octogenarias. 
Lo que no saben muchos es el vinculo que nos une: Antes de que el mítico Manuel Hernández se convirtiera en la estrella del DDT y de la cerámica, participó en un Concurso de Aficionados de PALANTE cuando el semanario acababa de cumplir sus cinco añitos--el 3 de noviembre de-1966—con la caricatura que envió desde la Unidad Militar donde cumplía el SMO en Matanzas. Es decir que este año MANUEL arriba a la media rueda en el ruedo. 
Con el transcurso del tiempo, la publicación humorística siempre actualizada, cuenta hoy con firmas igualmente respetables como  Adán, Laz, Falcó, Abela III, y el plumífero Jape--en el buen sentido de la palabra escrita--a quienes prometo abrazar mañana día 25 si Dios, el reuma y la lluvia lo permiten. ¡Felicidades anticipadas!
Como ampliación a este tema, recomiendo la lectura de la entrevista  que Narmys Candano García hiciera para LA JIRIBILLA a uno de los nuevos valores dedetianos--Lázaro Miranda (LAZ)--el pasado día 16 de febrero, bajo el título de “Son tiempos difíciles para el humor gráfico cubano”. Si fueran fáciles, no tuvieran gracia… ¡Qué cará!

No hay comentarios:

Publicar un comentario