__________________________

__________________________

25 oct. 2016

¿NOS ENTENDEMOS O NO?


El oscurantismo medieval había tendido durante siglos un manto de ignorancia, a la teoría de Pitágoras y otros tantos sabios de la Antigua Grecia, sobre la esfericidad de la Tierra.
Un tribunal de eruditos (el subrayado es nuestro) el Concejo de Salamanca, desaprobó la solicitud del navegante Cristóbal Colón ante los Reyes Católicos bajo el criterio de que: “…Si el mundo es redondo: ¿Qué será de los barcos cuando tengan que navegar bajando la curva de la Tierra?...”
Tal vez ese mismo Santo Oficio tras el éxito de la expedición fuera quien bautizara la hazaña como “El Día de la Raza”.
En realidad, lo que descubrió Colón fue el globo terráqueo, es decir: El comienzo de la actual y erudita globalización neoliberal (se me fue de nuevo el dichoso subrayado).
El humorismo gráfico nos permite interpretar en la estampa No.1, lo que el Gran Almirante descubrió aquel 12 de octubre de 1492, pero si avanzáramos unos 470 años más, el panorama que hubiese encontrado Colón frente a las costas de Cuba el 24 de octubre de 1963 sería bien distinto, (reproducido en la ilustración, Núm. 2) pues en vez de “indios” del Cipango, se hubiese tropezado con una forma de producción campesina—nada monárquica ni católica—pero que, gracias al Instituto Nacional de la Reforma Agraria, le zumbaba los mameyes.
La esclavitud, la colonia, y otros males que padecimos durante siglos formaron el carácter “rebencúo” de nuestra patria ante un nuevo desafío del siglo XX: El imperialismo Yanqui y sus “rectificaciones” como aquella decrépita “Enmierda Platt”, pero lo peor es que tan erudita decisión está aún vigente sin base alguna en Guantánamo, (disculpen pero se me sigue escapando el dichoso subrayado).
Su símbolo, el Tío Sam con esos cuentos de camino conocidos como el Sueño Americano (término tan erudito como los anteriores) trata de propagarlo al mundo entero. Sin embargo, aquí lo vemos representado en este dibujo que sin segundas intenciones titulamos “EL ECO”.
También en el mes de octubre, pero de 1967, el inolvidable Guerrillero Heroico muere en desigual combate por la liberación de Nuestra América en la Quebrada del Yuro de Bolivia; tal vez porque no creía en el Imperialismo…”ni un tantito así…”
A cuarenta años de aquella epopeya del Che, nos viene a la mente otra imagen, que representa su herencia histórica no solo en nuestros pueblos americanos, sino en otros también víctimas del terrorismo, la xenofobia y la globalización neoliberal. Veamos esta comparación que situamos hasta el día de hoy en el Lejano Oriente.
Por todo ello y por la correlación de fuerzas en el panorama internacional es que este 26 de octubre, cuando en la Asamblea General de las Naciones Unidas se presente de nuevo por nuestro país la Resolución: “Necesidad de poner fin al bloqueo comercial, económico y financiero de los Estados Unidos contra Cuba” El Tio Sam se verá una vez más aislado y zozobrando en aguas profundas, o lo que es igual, confinado—junto con su satélite--a una isla desierta y rodeado por un mar de solidaridad con Cuba.
Esto demuestra una vez más que el náufrago es él y que nuestro país no es una isla solitaria—como quiere representarnos cierta prensa erudita, sino un archipiélago unido por lazos históricos y que EMBARGO tampoco es sinónimo de BLOQUEO. Si la caricatura que mostramos ahora reflejó la votación del 2009. Sabemos lo que les esperará mañana día 26, pero... Como dije al comienzo: ¿Nos entenderemos o no?












No hay comentarios:

Publicar un comentario