__________________________

__________________________

9 sept. 2013

¡QUE TODO SEA POR AMOR!



Empecemos con una aclaración: En el pasado mes de junio, este sitio ¡AY, VECINO! cumplió su quinto aniversario. Fue precisamente el 9 de agosto del 2008 “Día del Emigrante en Galicia, donde y cuando redactamos la primera nota titulada “El Regreso del Caballero” referida al Caballero de París, popular personaje folclórico habanero de origen gallego, quien jamás había regresado al terruño en vida.
De entonces a la fecha hemos publicado alrededor de 411 trabajos consecutivos hasta el 2 de agosto de este año con la reseña de la muestra de pinturas y dibujos en la galería Teodoro Ramos del Cerro titulada “Blanco al cuadrado”.
Seguro que ustedes, mis fieles vecinos, habrán pensado: El viejo Blanco se ha tomado unas merecidas vacaciones de verano.
Pues no señor, la interrupción se debió a otras causas relacionadas con frecuentes lluvias y descargas eléctricas de las cuales salió ligeramente electrocutada mi computadora; hasta podríamos agregar que por poco la parte un rayo.
Por fortuna, en estos momentos--comienzos de septiembre-- la hemos reparado y puedo reanudar el servicio. Confieso que los he extrañado mucho en estos tres meses.
Desde siempre, el amor en todas sus manifestaciones ha sido la inspiración del blog ”¡Ay, vecino!”. Por tanto la primera oferta en este nuevo ciclo va dedicada a dicho tema.
Hay dos antecedentes directos en los trabajos titulados “El amor todo lo puede” dedicado a la pareja de Gerardo y Adriana con motivo del Día de los Enamorados del 2012 y más recientemente (20-4-13) ”El amor y la amistad: Binomio perfecto” inspirado en el binomio de la vedette Cirita Santana y Jorge Martell, autor del mundialmente conocido cartel “Obama give me five”.
Ahora nos motiva la campaña convocada por el Héroe de la República de Cuba, René González, al cumplirse el próximo 12 de septiembre de 2013 quince años del amañado juicio miamense y como resultado, la injusta prisión a la que han sido sometidos Grerardo, Antonio, Fernando, Ramón y René, los CINCO HÉROES CUBANOS en cárceles del Imperio--él incluido, y libre en Cuba--precisamente al renunciar a su legítima ciudadanía estadounidense.
Pues bien, la convocatoria lanzada por él está basada en una de las tradiciones de los Estados Unidos contra el olvido y a favor de la paz durante la Guerra Civil hace más de siglo y medio.
Esposas, madres y hermanas por entonces organizaron protestas contra aquella guerra fratricida que dieron origen al Día de las Madres.
De esa costumbre tan popular en los Estados Unidos allá por los años 70 del pasado siglo surgió una bella canción con similares empeños. El síndrome de Vietnam había permeado a la sociedad norteamericana y una de esas víctimas fue un joven condenado a tres años de cárcel.
Sólo el recuerdo de su Julieta mantuvo firme al moderno Romeo americano tras las rejas y ante la duda de su eterna fidelidad, le escribe a su amada que si aún lo quiere le deje una señal visible a su regreso de la prisión; en este caso un lazo amarillo atado al viejo árbol sembrado frente a la casa.
Con un final feliz concluye la poética composición, cuando el ex convicto llega de nuevo al pueblo y se topa con cien lazos amarillos atados al añejo roble del jardín.
En síntesis, esto es lo que transmite dicha canción.
René González se basa en ello para convocarnos a una manifestación gigantesca con el propósito de sensibilizar al pueblo estadounidense y movilizarlo en esta justa causa, según sus propias palabras, dichas ante nuestras cámaras de televisión:
 “…Estamos apelando al ingenio colectivo, no deseamos que todo sea portar cintas amarillas, ni distribuirlas masivamente, nos parece importante también que se vea el ingenio, la iniciativa del cubano…”
Es en ese espíritu que este viejo roble cubano de 82 años se une a la jornada con una secuencia gráfica en cuatro pasos, siguiendo la misma línea satírica de “Pepino y Cía” historieta que también lleva quince años encadenada junto a su autor, el querido colega y alumno del Taller de “El Muñe” Gerardo Hernández--para mí H.Nordelo-- como siempre ha firmado sus caricaturas.
Espero que navegando por internet, muchos de nuestros vecinos en el ciberespacio se unan a esta convocatoria como dijimos en el comienzo. ¡Que todo sea por amor!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario