__________________________

__________________________

29 dic. 2015

DE PETER PAN A PINOCHO


La industria del entretenimiento yanqui--más mentirosa que entretenida—está en la esencia de ese personaje conocido por el Tío Sam para imponer a sangre y fuego su Imperialismo Siglo XX, bajo diversos artificios como aquel “Yellow Kid”, que dio nombre la prensa sensacionalista de la época y el perrito de la RCA-Victor, el cual impuso la Voz del Amo, o los “comic-books” y las versiones cinematográficas de clásicos de la literatura infantil.
Entre ellas queremos destacar una que tuvo otra connotación años más tarde en nuestras relaciones con el dichoso tío del Norte Brutal
Se trata de “Peter Pan” personaje del teatro británico creado en 1904 por James Mattew Barrie,.pero que llegó a nosotros en una versión cinematográfica de los estudios Disney en 1953.
Lo curioso es que el protagonista—un niño que no quiere crecer debe enfrentarse en la Tierra de Nunca Jamás a no pocos peligros como el Capitán Garfio, y su mortal enemigo el cocodrilo.
Mi teoría se basa en la utilización de dichas aventuras para encabezar cierta campaña desestabilizadora contra las conquistas de nuestra Revolución desde sus inicios, pues-–según las características del protagonista—me resulta más indicada la caracterización de Pinocho—el muñeco con cara de palo creado por el italiano Collodi, al cual le crece la nariz cada vez que dispara uno de sus embustes.
Desde el mismo Primero de Enero de 1959 comenzaron las campañas mediáticas, los sabotajes, las deserciones y otras muchas acciones terroristas, con el fin de aplastar el joven proceso de reivindicación nacional y sus cambios revolucionarios como la Ley de Reforma Agraria entre otras. A mediados de ese propio año Fidel convocó una conferencia de la prensa internacional titulada Operación Verdad con el fin de  combatir la mentira, pero sobre todo para debatir la situación del país frente al cerco mediático de la gran prensa.
Sin embargo, el guión ya estaba escrito por el Imperio y no permitía tachaduras. Es así que el cerco se estrecha mucho más, alimentando a los grupúsculos afectados por dichas leyes, renegados de toda laya, medidas económicas como la conocida Ley Puñal y hasta el aislamiento regional, tanto de la SIP como la OEA cuya conferencia a solo año y medio del triunfo revolucionario tenía un franco matiz injerencista.
Y es en este contexto que surge la oreja peluda de Imperio y la dichosa Operación Peter Pan.
26-10-1960.
Elementos contrarrevolucionarios organizados en redes de espionaje al servicio de la CIA comenzaron a difundir de manera insidiosa este flash de última hora a través de Radio Swan:
¡Madre cubana, escucha esto…! La próxima ley del Gobierno será quitarle a tus hijos la patria potestad desde los 6 hasta los 18 años (…) Es la nueva ley del Gobierno (…) y cuando te los devuelvan serán unos monstruos del materialismo. Fidel se va a convertir en la madre suprema de Cuba! ¡No te dejes quitar a tu hijo!
De inmediato se dieron casos como estos: Una vecina muy alarmada invocando dicha Operación, dijo que se estaban llevando los niños… Otra que un barco ruso con intensiones de recogerlos ya había atracado en la bahía de la Habana…Una familia dejó todo, metieron en su auto a los hijos para irse todos directo al aeropuerto (…) Fue una locura, una verdadera histeria colectiva (…) A otros niños lo mandaban solitos para Miami y les ponían un cartelito que decía: “Yo soy fulano”.
26-12-1960
Otro parte de una agencia noticiosa desde Miami da a conocer lo siguiente: Los primeros cinco niños que viajaron por la Operación Peter Pan, llegaron hoy a las 4:30 de la tarde en el vuelo 422 de la Pan América (…) Entre ese día y el 31 de diciembre arribaron los primeros 25 infantes de dicha operación.
En la euforia del despetronque, los propios medios floridanos confiesan su desprestigio a comienzos de 1961: El Monseñor Brian O. Walsh, párroco de la iglesia del Sagrado Corazón, perteneciente entonces a la diócesis de Miami y muy vinculado con importantes sectores de la inmigración cubana fue el artífice y organizador de la operación Peter Pan. El padre, a través de la Catholic Wellfare Bureau, creo un staff de colaboradores que se encargaban de visar, recepcionar en el aeropuerto y distribuir por los diferentes establecimientos creados al efecto en la Florida y el país, a los pequeños involucrados en esta maniobra migratoria.
La campaña de satanización orquestada por los voceros del Imperio había logrado penetrar en una clase media criolla hipnotizada por el Sueño Americano, y más de un millón de analfabetos necesitados del Pan de la Enseñanza según los postulados de “La Historia me Absolverá”.
La mejor respuesta a esta batalla de ideas, según nuestro Apóstol se materializaría de inmediato con la “Campaña de Alfabetización”.
28-1-1961
Junto al despliegue por todo el país de los jóvenes alfabetizadores, en el cumpleaños del Apóstol se da a conocer otra noticia proveniente del Norte:
A consecuencia de la Operación Peter Pan más de 14 mil infantes fueron sacados de Cuba. Muchos de ellos enviados a casas de adopción, orfelinatos, e incluso, establecimientos penitenciarios para delincuentes juveniles en unos 35 estados de la Unión.
La derrota de Playa Girón fue un balde de agua fría a la mente calenturienta de estos nuevos inquisidores.
22-10-1962
Durante la crisis de octubre la situación de todos aquellos infantes se hizo más difícil, pues los funcionarios del gobierno norteamericano decidieron cerrar la emigración para incrementar las Leyes del Bloqueo y la presión familiar en la isla. Ni siquiera los padres de los niños que salieron sin acompañantes fueron admitidos. Más de la mitad de los menores sacados del país a través de la operación Peter Pan tuvieron que sufrir duros años de separación. Y en algunos casos, sencillamente les fue imposible el reencuentro.
28-6-2000
En esta fecha se produce un trágico suceso provocado por la Ley de Ajuste Cubano y la teoría de pies secos, pies mojados. La noticia de inmediato amplificada por la prensa amarilla, recibió la contundente respuesta de nuestro pueblo: La tragedia del niño Elian—dada a conocer como el caso del pequeño-náufrago--fue una triste copia de la Operación Peter Pan, pues la mafia cubano-americana en contubernio con sus familiares de la Florida intentó mantener secuestrado al niño en Miami, pero el clamor de un pueblo, la solidaridad internacional, la firmeza del gobierno cubano y el amor de un padre lo trajeron de vuelta a casa en menos de un año. Uno de aquellos menores sacados del país al principio de la Revolución con más de 50 años viviendo en los Estados Unidos, al solidarizarse con el rescate de Elián aseguró: “…Nunca haría con mis hijos lo que hicieron conmigo mis padres…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario