__________________________

__________________________

26 may. 2016

MADRE SOLO HAY UNA



El primer domingo de mayo se celebra en nuestro país “El Día de las Madres”, razón por la cual el Círculo de Abuelos “16 de abril” radicado en el parque Santos Suárez del municipio 10 de Octubre, organizó ese día una excursión al Parque Zoológico Nacional en las afueras de la capital.
La instalación inspirada por Fidel venía a enriquecer lo logrado por el antiguo Zoológico de 26, famoso por los venaditos de Rita Longa, que nos daban la bienvenida en su propia puerta. Este nuevo parque nos permitiría apreciar los animales libres en su propio hábitat. Recuerdo que poco antes de su inauguración, algunos bromistas promovieron cierta encuesta donde se indagaba la existencia o no de una jirafa en el antiguo Zoo del Vedado y algunos incautos cayeron en la trampa.
Falso: Los primeros ejemplares machos y hembras de la familia Girafidae llegaron provenientes de Tanzania en 1980. Eran nativos de las praderas subsaharianas que se extienden desde Kenia, Etiopia, y Somalia hasta el Cabo de Nueva Esperanza. Aquí se les habilitaron espacios abiertos parecidos a los autóctonos y mientras los recorríamos en el ómnibus del Parque me vino a la mente un trabajo publicado hace pocos años en GRANMA, por el Dr. Orfilio Pelaez, donde daba cuenta del nacimiento en dicha (pradera africana) de un ejemplar del sexo femenino con lo cual sumaban tres las hembras nacidas en Cuba desde 2009.
Según el investigador, dicho parto fue natural y tanto la cría como su progenitora se hallaban, en buen estado, pero bajo observación por técnicos y veterinarios del centro.
Como cosa curiosa, el nombre de la bebé jirafa saldría de una actividad programa para los niños con motivo de celebrarse el Día Mundial del Medio Ambiente y con ello se aumentaba la cría a diez jirafas–-tres machos y siete hembras--habiéndose donado un ejemplar masculino al Zoo de Ciego de Ávila.
Recordado este hecho en fecha tan especial quise comentarlo con Yoan, el atento y bien documentado guía que nos acompañó durante todo el recorrido, quien nos sorprendió con una curiosidad mayor y que consta en los archivos del parque.
Nos dice el especialista: “La jirafa reticulada tiene una longevidad promedio de 18 años en vida libre y 28 en cautiverio, por lo que se debe tener un especial cuidado en el mantenimiento de su salud y programar debidamente su pareo; de ahí que poco después de la donación tanzana en 1980, se logró aquel primer parto en Cuba de una hembra. El hecho resultó un verdadero acontecimiento acordándose bautizar a la jirafita con el nombre de la periodista cubana que reportó dicho alumbramiento: Adelfa Fiallo Pestano”. 
La bebé fue por tanto hija de emigrantes africanos y la primera de su especie en Cuba. Con estos datos en la agenda y la foto de una “Giraffa camelopardalis reticulata” me lancé en la búsqueda de la colega que dio fe de vida a tan peculiar alumbramiento y nada menos que en esta fecha tan privilegiada del primer domingo de mayo, pero confieso que me han resultado infructuosas las pesquisas.
Por ello acudo a mis fieles vecinos a que--de ser posible--localicen y de paso nos trasmitan un caluroso saludo a la privilegiada Adelfa Fiallo en este Día de las Madres. 
Y los dejo ahora en manos de mis queridos vecinos. “Chao”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario