__________________________

__________________________

11 may. 2016

EL BENJAMÍN DE LA FAMILIA



Durante la pasada “Humoranga” de San Antonio de los Baños, en el mes de abril tuvimos el placer de compartir un par de  merecidos homenajes—ambos anticipadamente--los 55 años de PALANTE (16 de octubre de 1961) y los 60 el benjamín de la familia palantera José Luis López Palacio  nacido en Cienfuegos--cuna de grandes caricaturistas como Juan David y Her-Car--el 16 de mayo de 1956. ¡Increíble contradicción pero cierta! ¿Empezó éste a publicar en la revista con solo seis años? Saque usted la cuenta.
Al surgir el semanario humorístico PALANTE Y PALANTE, con el fin de unificar lo poco contaminado de la prensa capitalista especializada hasta entonces y los nuevos impulsos surgidos al calor de la propia Revolución, ya EL PITIRRE—suplemento de REVOLUCiÓN-LA TARDE--aunque breve en su vuelo, había demostrado que “Por mucho que el aura vuele, siempre el pitirre la pica”. Así que el humor gráfico revolucionario, desde el punto de vista formal como del conceptual, no sería el mismo a partir de entonces.
Este nuevo semanario, inspirado en un pegajoso estribillo combativo y musical de una arrolladora conga se acercaba más a los conceptos  trazados al vuelo por el pequeño pajarillo de la familia de los “tiránidos” que del dubitativo ZIG-ZAG--símbolo del choteo y la politiquería seudorepublicana--por tanto los redactores y caricaturistas fundadores del PALANTE venían provenientes y evolucionando los otros medios masivos como la propia prensa escrita, la televisión y la publicidad.
Con el paso del tiempo, los componentes humanos de dicha publicación fueron envejeciéndose unos y sintetizándose el logotipo--Así quedó PALANTE a secas-- mientras el personal en plantilla no se renovaba debidamente.
De ahí que surgieran algunas iniciativas como la creación de “Chispa Joven” espacio dedicado a  dibujantes noveles con inclinación al humor gráfico, lo cual puede considerarse como un adelanto al Movimiento de Artistas Aficionados concebido  con posterioridad para todas las otras instancias culturales. Lo cierto es que Kinde, Luis Cabrera, José Luis, entre otras muchas nuevas firmas, se dieron a conocer por entonces en nuestras páginas, junto a consagrados artistas.
Corría  el año 1976 cuando mi hijo, al titularse en la especialidad de grabado en San Alejandro se me acerca para informarme que junto con él se graduaba José Luis López Palacio y que iba a ser enviado a Cienfuegos--su provincia natal—con el propósito de cumplir su pasantía de trabajo social.
Al frente de la publicación palantera y a  sabiendas de que con esta medida se perdía un talentoso caricaturista joven, nos dirigimos a dicha Academia para entrevistarnos con su director el destacado muralista Orlando Suárez, quien conociendo el paño, coincidió  con nuestro criterio  y se hicieron los arreglos para que el joven cienfueguero—ahora residente en La Habana—cumpliera dicha etapa en nuestra publicación, también privada  de incorporar nuevos cuadros a la plantilla por carecer de un albergue en la capital, cosa que sí  era común a otras publicaciones de la UJC, como DEDETÉ, SOMOS JOVENES, PIONERO, etc.
Es esta situación lo que da título y califica de benjamín al nuevo miembro de la familia, pues José Luis es el único que hasta entonces había llegado totalmente vírgen e inmaculado a formar parte de nuestra redacción, y desde los primeros trabajos respondió a las expectativas depositadas en él, lo que sumado al talento natural, su formación académica, la dedicación y el deseo de superación redundó en el artista consagrado que es en la actualidad.
Tocará a otros analizar la  obra de este artista a partir de los últimos 40 años. Yo sólo agregaría que, a sus innatas condiciones, con el estudio y la perseverancia logró--entre otros aspectos--captar el impacto de las portadas  del genial PITÍN, la disciplina en el cumplimiento de los cronogramas, el detallismo multitudinario en las panorámicas de Felo, el ejercicio de la crítica y la autocrítica, las sugestivas curvas de las Criollitas de Wilson, o el diálogo mínimo y sugestivo de dos vecinos tratando de decir mucho en pocas palabras y el oído atento al pulso de la nación.
De otras  cualidades suyas se habla en el catálogo de la exposición personal “Todo mezclado” que presentó el mes pasado en los salones del Museo del Humor; de sus cuatro libros “La risa es salud”, “Piensas ya en el amor”, “Ensalada de Historietas” o “Adán y Eva”; o de esa pícara y multipremiada obra “Divina cuenta”  que al parodiar la profética Cena de Miguel Ángel, nos saludaba con un guiño picaresco desde el vestíbulo de la instalación. Lo cierto es que en esta competitiva muestra de abril José Luis sólo obtuvo del Jurado una mención en Humor General con la obra “Ciber canastilla” y sin embargo ganó el Premio a la Popularidad con el voto casi unánime de los visitantes, lo cual  viene a apoyar un tanto estas consideraciones mías sobre su poder de convocatoria.
En cuanto a la exposición personal titulada “Todo mezclado”-–alrededor de 40 obras-- donde combina  caricaturas en color y en blanco y negro, personales, políticas, costumbristas, de humor general, e historietas, la actual directora de PALANTE, Mercedes Azcano Torres, aclara que dicho título se corresponde un tanto con el artista: “…mezcla de un cubano mulato con sangre de indios, españoles, chinos y africanos…” y con  similares aptitudes “…mezcla de pintor, grabador, historietista y caricaturista…”
En cuanto la otra exposición del evento en homenaje a PALANTE, “…Más allá de la media rueda…” dejemos que el también director  del DEDETÉ, Adán Iglesias, puntualice algunos conceptos vertidos en el catálogo de la misma: “…Como olvidar la Esquina del Dolor, ese reportaje gráfico que denunciaba el relajito urbano o las suciedades que siempre han proliferado en la ciudad…” Más adelante lo califica de: ”Periodismo avanzado y directo, antecedente de CUBA DICE, aunque pocos escuchen…” O este otro: “…Ahí está en síntesis gran parte de la historia revolucionaria de nuestro país…”
A la respetable opinión de ambos directores en funciones, pueden sumar las de este humilde servidor, quien tuvo el enorme privilegio de abrirle las puertas de PALANTE hace 40 años al BENJAMÍN DE LA FAMILIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario