__________________________

__________________________

25 dic. 2016

PREMIOS DISTINTOS Y DIFERENTES (2)



Próximos a un nuevo año y por tanto, a punto de otorgarse los premios Nobel de la Paz del 2016, me detengo en un trabajo que publicamos en marzo del 2010 en este mismo espacio, bajo el título de “Premios distintos y diferentes” sobre la entrega de dicho galardón al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama en el 2009 sin habérselo ganado previamente, de ahí el comentario del presidente de Bolivia Evo Morales que a raíz de la fecha y en su estilo plurinacional dijo:--“¡Se lo dieron… Ahora, gáneselo!” 
Han pasado casi siete años de aquello y en mi humilde criterio, a Obama la distinción le quedó grande, pero la comparación del encabezamiento nuestro se refería a que el Premio Nobel de la Paz, no tenía nada que ver con el Premio Lenin de la Paz, éste último ampliamente ganado por nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz el 21 de marzo de 1962 y ratificado cuando en estos días de noviembre-diciembre--todavía invicto, los cubanos todos y el mundo entero lo inmortalizara en unas exequias memorables, mientras al dignatario yanqui pronto lo substituirá alguien de dudoso comportamiento nada pacifista, al calor de sus desplantes, amenazas y otras “virtudes” imperiales. ¡Tremenda herencia que nos dejarán los yanquis con Mr. Donald Trump en la Presidencia el próximo 20 de enero!
Tal vez esta decisión se deba a fallas de origen. No es lo mismo Vladimir I. Lenin que Alfredo B. Nobel. Por tanto invito a mis fieles vecinos del blog a comprobarlo el próximo mes con otro comentario biográfico que titulé  “El más noble de los Nobel”

No hay comentarios:

Publicar un comentario