__________________________

__________________________

13 mar. 2011

SORPRESA EN LA FERIA

En los últimos días programados en la capital para la Feria Internacional del Libro 2011, manos amigas me hicieron llegar un ejemplar de “La Historia del Volibol”, libro de Olegario Moreno Ríos, quien fuera atleta destacado en esa disciplina, fundador del INDER junto a su primer presidente el capitán Guerra Matos, y hasta 1970, director de deportes en la antigua provincia de Oriente donde nos conocimos, a partir de mi debut en la revista L.P.V. fundada en el último trimestre de 1961.

La sorpresa a que nos referíamos en el encabezamiento es debido a la inclusión como fondo en la portada del libro, de una caricatura que le hiciera al compañero Olegario en 1994 durante una de las actividades de los jubilados en la Central de Trabajadores de Cuba, a la cual también prestó su febril ayuda como Jefe de Cultura y Deportes, hasta su jubilación poco antes de esa fecha.

Su permanencia como atleta en la actividad de la malla alta, su desempeño como motor impulsor en cada una de las instancias organizativas en que participó, su experiencia en el dominio de la materia como profesor especializado, y su férrea voluntad hicieron posible este aporte al conocimiento de la disciplina en la que hoy el joven equipo masculino de Cuba, y las inolvidables “Morenas del Caribe” en medio de una encomiable recuperación, ponen de nuevo a nuestro país en un lugar cimero del volibol mundial.

Todas estas virtudes y enseñanzas recorren las páginas de la obra cimera de Olegario, cuyo prólogo avalado por la firma de Manuel González Guerra, lo estimula a seguir con esta sentencia:

“¡Adelante Olegario. El camino es tuyo!”

Como no me enteré de la presentación de su libro, y el obsequio me llegó de manera sorpresiva, ha sido muy grato encontrar entre sus páginas recuerdos de quienes de seguro, compartirán conmigo esta remembranza como José (Pepe) Llanusa, Elio Menéndez, o Ciro Pérez; pero sobre todo, vaya mi pensamiento para esos que están ya fallecidos, pero no olvidados: Julito Fernández Corujedo, Eddy Martin, Juan Ealo, Capetillo, Agacino, y otros tantos igualmente queridos.

¡Qué mejor oportunidad para el recuerdo de este 23 de febrero cuando se cumplen 50 años de la fundación del INDER!

No hay comentarios:

Publicar un comentario