__________________________

__________________________

5 may. 2015

ABRIL QUE VIENE MAYO


Hace exactamente un mes (1-4-2015) publicamos un trabajo personal y esclarecedor sobre MI BARRIO—la revista--y Santos Suárez—la localidad--. Mayo se nos presentaba  ahora con sugerentes temáticas a partir de los records de calor sufridos en esta capital de todos los cubanos durante el pasado abril, pero lo que no esperaba nadie era lo ocurrido con el frente frío, más bien--diluvio universal-- que se desató en nuestra capital en vísperas del Primero de Mayo, para aguarnos el desfile en la Plaza de la Revolución. La respuesta entusiasta y multitudinaria del pueblo capitalino bajo los Paraguas de Cherburgo en esta semana del Cine Francés era de esperarse; más ahora con la presencia por primera vez de nuestros Cinco Héroes y sus familiares, o del presidente Nicolás Maduro, para batir otro récord histórico: Asistir a dos concentraciones multitudinarias de trabajadores casi simultáneamente: Una en Las Habana y otra en Caracas. Un par de días más tarde Ramón, Fernando, René, Antonio y Gerardo le devolvían la visita al pueblo bolivariano.
Ahora bien: Ese homenaje mundial de los trabajadores a los mártires de Chicago de 1886 por la demanda de ocho horas de trabajo diario, se le une ahora la movilización por las víctimas de la violencia policial sobre los afroamericanos de Baltimore, que también cuenta ya con un récord histórico yanqui: La celebración del primer juego de pelota en Grandes Ligas bajo el toque de queda y con las gradas vacías.En lo internacional, rememoramos por esa fecha –es decir un día antes-- (30-4-1975) los cuarenta años de la estampida que hicieron las tropas norteamericanas en Saigón, tras la ofensiva de los llamados por ellos “vietcons” del Norte, para echarles al piso el Paralelo 17 con el cual pretendían dividir artificialmente a un solo pueblo: Los anamitas señalados ya por Martí desde el siglo XIX. Hoy Viet Nam es diez veces más hermoso, como lo soñara el Tío Ho.
Diez días después de esa fecha celebraremos el 70º. Aniversario de la derrota que la URSS le infringiera al nazi fascismo hitleriano con la toma de la propia guarida del fuehrer en Berlín, y que hoy se le quiere escamotear al pueblo ruso, a partir de las diferencias surgidas posteriormente con la llamada Guerra Fría entre dos potencias nucleares, ESTE-OESTE la cual sólo logró equilibrarse gracias a una “política de coexistencia pacífica”, pero que desapareció junto con la URSS y el Campo Socialista.
El siglo XXI se ha caracterizado por el llamado Fin de la Historia, provocando el derribo de las Torres Gemelas para dar paso a un nuevo rascacielos en Nueva York, pero sobre todo a la globalización neoliberal más grande e injusta de la Historia.
Surge pues un nuevo fantasma que sustituye al del comunismo y resulta más peligroso aún bajo otro “cartelito” Made in USA: El Terrorismo internacional, donde la carne de cañón la ponen no ya los ejércitos, sino los “contratistas” y mercenarios de hoy, tan parecidos a los Hermanos de la Costa en épocas de corsarios y piratas. Lo que demuestra no el Fin de la Historia, sino su repetición con nuevos intérpretes y ropajes.
 
También producto de los efectos trágicos de la Guerra de Secesión—esta vez entre el norte industrial y el sur esclavista de las plantaciones--surgió a mediados del siglo XIX en los Estados Unidos la festividad del “Día de las Madres”, que hemos abrazado con amor todos los pueblos del mundo cada segundo domingo de mayo.
Por si esto no bastara, el 17 de mayo nuestro pueblo conmemora el Día del Campesino y de la Reforma Agraria, Ley fundamental de la República.
Para mayor información a mis queridos vecinos, los remito a trabajos anteriores bajo los siguientes encabezamientos: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario