__________________________

__________________________

2 mar. 2012

EL AMOR TODO LO PUEDE

En los primeros días del año, recibí de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco Héroes Cubanos un inapreciable obsequio, desde la cárcel de alta seguridad en los Estados Unidos donde se encuentra recluído.
(Todos y cada uno de los acápites de este trabajo han sido ilustrados por las tiras cómicas en nuestro poder del personaje “Pepino y Compañía” que Gerardo Hernández Nordelo mantiene vivo aún tras las rejas)
H. Nordelo, tal como firma sus trabajos y como lo reconocemos sus colegas caricaturistas cubanos, me escribió dicha carta en agradecimiento por sumarme a la causa de los Cinco “FREE THE FIVE”. Noté que la dedicatoria a Francisco Blanco Ávila era manuscrita, dado el estilo caligráfico del colega, denotando su natural delicadeza en medio de aquel martirio.
AMOR A LA BELLEZA
Junto con el mensaje venía un pequeño objeto artesanal producto de su imaginación, que me ennoblece fotografiar junto a su esposa Adriana.
Aquella breve nota de agradecimiento dio pie para recordarles una historia de amor: Se trata de uno de los clásicos de todos los tiempos: “Romeo y Julieta”, en la versión inglesa de William Shakespeare, terminada en 1597. Esta tragedia ha hecho palpitar el corazón a generaciones enteras durante más de cinco siglos, por su abrupto final donde el equivoco interviene para truncar la vida de ambos amantes.AMOR A LA JUSTICIA
Pues bien, hoy somos testigos de un drama mucho más profundo, desprovisto de ficción alguna, en tanto se trata de personas de carne y hueso, en un limbo jurídico que se extiende por más de trece años, y sin saberse aún cual será su desenlace.
Hasta ahora no existe posibilidad de que haya rectificación alguna desde el punto de vista “legal” en los Estados Unidos. Aunque son cinco los condenados por la ignominia, todos sanos, jóvenes, llenos de amor por su pareja, su familia, y su pueblo; sin embargo, hemos de concentrarnos en el caso de Gerardo y Adriana, por ser el más injusto y absurdo de todos.
En una fecha como esta del 14 de febrero, trataré con mis modestos medios de expresión, narrarles el drama de Gerardo y Adriana, real, cruda, e inconclusa tragedia moderna donde una pareja de enamorados se encuentra, no ya en medio de los conflictos locales entre montescos y capuletos, sino enredados en las tenebrosas mallas de un terrorismo mediático que sataniza a supuestos enemigos y bendice a asesinos sin escrúpulos, como Posada Carriles.AMOR DE PADRE
Tratemos de desenredar la madeja: Si regresamos atrás, vemos cómo en el Día de Acción de Gracias (noviembre de 1999), un niño de seis años de edad es rescatado cerca de las costas de la Florida de un nuevo naufragio producto de la Ley de Ajuste Cubano. Todos a bordo de la frágil balsa murieron, incluso su propia madre.
A partir de ese momento se desató una febril campaña por parte de la mafia cubanoamericana para que sus familiares residentes en Miami, reclamaran el derecho de mantenerlo bajo custodia. Así ocurrió, utilizando toda clase de argucias, y chantajes. No valió que el Servicio de Inmigración dictaminara que el niño debía ser devuelto a su país de origen, o que la propia Corte de Justicia encabezada por Janet Reno reiterara la validez del padre Juan Miguel González en reclamar la patria potestad sobre su hijo. Por otro lado se manifestaban los esfuerzos del exilio revanchista por renovar los tristes episodios de la Operación Peter Pan que separó a millares de hijos de sus legítimos padres.
No me extenderé más sobre este caso, pues fue harto conocida la campaña de solidaridad recibida de muchas partes del mundo y la Batalla de Ideas desarrollada por todo nuestro pueblo a favor del niño Elián.En esta doble página del diario JUVENTUD REBELDE de fecha 5-3-2000, apareció un dibujo de Francisco Blanco (hijo), calzando el trabajo de Jape titulado “Laberinto de mentiras en Miami” que resume satíricamente esos acontecimientos.
Sólo por la fuerza el gobierno del presidente Clinton logró rescatar a Elián del secuestro a que fue sometido por la maniobra del llamado “exilio cubano”. El colmo de aquella rabiosa impotencia resultó ser la quema pública de la bandera de las barras y las estrellas por aquellos que se vanagloriaban en reeditar el anexionismo obsoleto de una republiquita mediatizada.
AMOR A LA PAZ
Al fin el niño pudo regresar a los brazos del padre y demás familiares en su natal Cárdenas, pero la derrota resultó vergonzosa e imperdonable para nuestros enemigos. Nuevas tácticas utilizó la mafia en sus intentos revanchistas; y otra vez surge el engendro de la Ley de Ajuste Cubano, y su materialización en las aguas del Estrecho de la Florida para provocarlas, ahora escudándose en hipócritas misiones humanitarias de Hermanos al Rescate.
No podían permitirnos un solo minuto de paz y sosiego. Continuas provocaciones de naves aéreas con serias advertencias del gobierno cubano desembocaron en el derribo de un par de ellas en aguas jurisdiccionales de Cuba, el 24 de febrero de 1996.y al gesto de la administración estadounidense en el caso del niño Elián, se reciprocó por parte de las autoridades nuestras, colaborando en las investigaciones; pero de nuevo presiones internas de la derecha, obligaron a un viraje de 180 grados en la política de confrontación contra Cuba, y los cubanos infiltrados en los grupos terroristas para evitar nuevas acciones terroristas fueron detectados.
La derrota de los Estados Unidos en Indochina durante la década de los sesenta, con la firma de la paz entre ambos países, provocó más tarde el llamado síndrome de Vietnam que se extendió bastante tiempo. Todo parece indicar que algo similar ocurrió con el caso del niño Elián. El todopoderoso Imperio tuvo que ceder a esta humanitaria demanda, pero a su vez las fuerzas del mal que allí se engendran tomo la iniciativa, influyendo en las vengativas decisiones contra Cuba que se tomaron a continuación.AMOR FRATERNAL
Desde 1998.en que René, Ramón, Fernando, Antonio, y Gerardo fueron detenidos, mostraron la valentía, la serenidad, y el espíritu de quienes luchan defendiendo a la patria de los peligros que la amenazan. Todos demostraron con serenidad y dignidad su inocencia ante los tribunales en una sede viciada por la intolerancia, la campaña mediática de los grupos contrarrevolucionarios, la persecución y presión a testigos, entre otras aberraciones jurídicas. Y de nada valieron las intenciones de separarlos, dividirlos y chantajearlos. El caso de los Cinco ha sido manipulado a su antojo, y ya llevan más de trece años en cárceles de alta seguridad, sin esperanza alguna de que se les haga justicia, a no ser interpolar de nuevo la voluntad política del ejecutivo, para dictar una amnistía presidencial. Todos y cada uno de ellos respondió virilmente como lo que son. Hermanos inclaudicables.AMOR A LA PATRIA
Pero si doloroso, exagerado y absurdo ha sido el castigo, sobre todo en el caso de Gerardo, --dos cadenas perpetuas más 15 años--, el apoyo irrestricto de nuestro pueblo, la movilización permanente de recursos y medios a favor de su causa, el viril comportamiento de ellos mismos, y la solidaridad internacional ha respondido en la misma medida creciendo cada día más a todo lo largo del planeta.
La sociedad civil internacional ha sido convocada cada día cinco de cada mes para solidarizarse con la causa de los Cinco mediante actos públicos, mensajes en internet, o iniciativas de toda índole, que coadyuven a su promoción.
En la cumbre de los picos más elevados del planeta y en los helados confines de la Antártida ya ondean las banderas con el símbolo de los Cinco Héroes diseñado por ese sencillo humorista cubano que ha sabido ganarse la admiración de toda la humanidad por su voluntad llena de optimismo y su amor a la patria, a su familia y sobre todo a su querida bonsái, Adriana.AMOR A LA PAREJA
El 14 de febrero, millones rogaron a San Valentín por el reencuentro de Los Cinco con sus raíces, y en el caso particular de Gerardo y Adriana brutalmente impedidos no ya del hijo deseado, de la sonrisa cómplice, de esa caricia o beso apasionado, sino de la simple visita de ella a su amado entre rejas. O mejor aún, que el sentido de justicia y el amor los anime para no dejarse llevar por el resquemor y el odio.
Los ojos de Adriana se humedecen cuando reviven sus sueños. Él sin verlos, presiente esos sentimientos y le pide: “…No estés triste, no te dejes caer, porque aunque el día sea cabrón para nosotros, hay que buscar la parte positiva…”
Pero para sus adentros: “…Extraño todo lo de Gerardo, pero hay dos cosas muy grandes: el beso en la frente y su sonrisa. No he aprendido a vivir sin eso…”
Solo me resta pedir: Que cada pareja, que cada madre, que cada ser humano luche por estos propósitos en nombre del amor, para demostrar que. el buen humor, la justicia, y muy en particular EL AMOR TODO LO PUEDEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario