__________________________

__________________________

27 sept. 2012

TRAGEDIAS Y BENEPLACITOS DE SEPTIEMBRE


El 11 de septiembre de 2001 el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York sembró el pánico entre sus habitantes, pero nos marcó a todos en el mundo, al presenciar por los distintos medios masivos  la tragedia que cobró más de tres mil víctimas mortales.
Otra desgracia marcó a los cubanos ese mismo día, pero de 1980, cuando el embajador cubano ante la ONU, Félix García Rodríguez, perdió la vida en un cobarde atentado de la mafia cubanoamericana perpetrado también en Nueva York.
Siete años antes--otro 11 de septiembre pero de 1873--el pueblo chileno no sólo sufrió la muerte de su querido Presidente Salvador Allende, sino que fue enterrado durante  años en la más sangrienta dictadura padecida hasta entonces, con repercusiones en sus vecinos al extenderse el terrorismo de estado en todo el Cono Sur amparado en un eufemístico “Plan Cóndor”.
Pues bien, si de tragedias se trata, debiéramos recordar otro hecho igualmente siniestro, pero ocurrido mucho antes, cuando a las 4 y 45 del 1º. de septiembre de 1939, un madrugonazo parecido al de Pinochet en Chile, estremeció la base naval polaca  de Westerplace, cerca de Gansk.
El acorazado alemán Schleswig-Hostein cañoneaba la ciudad dando comienzo a la Segunda Guerra Mundial.
Fue tal la destrucción de esta contienda bélica que en menos de seis años perdieron la vida más de 70 millones de personas, sin contar otros tantos mutilados, refugiados, fábricas, hospitales, escuelas y  ciudades enteras.
Así que el 11-9 de este Tercer Milenio en la ciudad de Nueva York, no fue el único caso, pero sí abrió las puertas a otro genocidio por el estilo. La satanización de los pueblos musulmanes comenzando por Afganistán e Irak; todos ellos con inmensas riquezas del subsuelo que no tienen nada que ver con credos, culturas o costumbres.
Tras la desaparición del peligro comunista--la Unión Soviética y el Campo socialista--se trata ahora de un nuevo fantasma, al que se combate tras la careta del antiterrorismo,
Por lo visto, la historia se repite, y el mes de septiembre parece ser la víctima propiciatoria de tantas desgracias. Sin embargo, son hechos que se producen voluntariamente  en  tiempo y el espacio. Nada que ver con augurios y maldiciones.
Cosas buenas también nos ha deparado septiembre y otras más nos traerá el futuro. Si no, veamos la siguiente lista de onomásticos cubanos, confeccionada al azar:
11-9-1844. Nace en Bayamo el escritor, poeta y patriota José Joaquín Palma, autor además del Himno Nacional de Guatemala.
11-9-1876. Nace en Jibacoa, Habana, Antonio María Romeo, pianista  y compositor, más conocido como “El Mago de las Teclas”
11-9-1911. Nace en Guanabacoa, Habana, Ignacio Villa Fernández, popular cantante y pianista, mundialmente famoso con el seudónimo de “Bola de Nieve”.
11-9-1917. Nace en Manzanillo, Oriente, el compositor, guitarrista y cantante Carlos Puebla, autor de la guaracha que popularizó el estribillo “¡Llegó el Comandante y mandó a parar!”.
11-9-1937   Nace en la capital Eusebio Leal Spengler, el Historiador de la Ciudad de La Habana, quien acaba de recibir el título de Doctor Honoris Causa,  otorgado por la Universidad Cubana de las Artes (ISA), sumando un  galardón más a su larga cadena de reconocimientos en todo el mundo.  
Estos son sólo algunas fechas dignas de celebrar con beneplácitos en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario