__________________________

__________________________

5 dic. 2012

LAVANDO SU HONOR


La vida es tan rica e impredecible que a veces las situaciones más simples conducen a sucesos extraordinarios. A eso queremos referirnos en este trabajo.
¿Quieren algo más sencillo que un concurso de dibujo infantil? ¿No se organizan por cientos o miles en nuestro país constantemente?
Precisamente hace 71 años en Camagüey por estos días se convocó uno de ellos impulsados por la pintora Ángela Muns Blanchard en el Centenario del Mayor Ignacio Agramonte (23-12-1941).
El Gobierno Provincial accedió a conceder un presupuesto de 240 pesos para estimular a los ganadores.
La muchachada de la Academia Municipal de Bellas Artes, fundada por los mismos profesores, participó entusiasmada, y entre los adolescentes –casi niños—estaban los hermanos Floreal y Faure Chomón Mediavilla.
Floreal obtuvo el Primer Premio con la obra “Una guayaba para cuatro” donde representaba un momento crítico de los mambises durante la guerra, y su hermano Faure también obtuvo reconocimiento con la suya que reproducía el duelo sostenido por el joven Agramonte en su época de estudiante con un oficial español, bajo el título de “Lavando su honor”.
Al acto de premiación asistió la hija del mayor causando gran impacto entre los estudiantes, sin duda el mejor recuerdo de aquel día, pues el dinero para los premiados no apareció ni en ese momento ni nunca. A partir de aquella situación se libró una batalla permanente para obtenerlo, mientras el Gobernador de Camagüey Octavio Pardo Machado, aprovechándose de la edad de los demandantes se burlaba de ellos.
Según cuenta en una ocasión el Comandante Faure Chomón al periodista Enrique Atienza Rivero de GRANMA: “…La máxima autoridad gubernamental local se mostró molesto, huraño y mal educado (…) Al reclamársele la entrega de los premios, comenzó a hablar mal de Ángela Muns, directora de Bellas Artes, haciendo ver que ella se había enredado en aquella promesa del concurso con la cual él no tenía ninguna responsabilidad…”
Por otro lado el gobernador hipócritamente les daba nuevas esperanzas a los premiados, quienes cansados de esperar deciden enfrentarlo en cierta ocasión en la cual el politiquero asistía al Club Gallístico de la barriada de la Caridad. Así lo cuenta el propio Faure:
“…Nos atravesamos en su camino para hacernos oír de nuevo en son de protesta.(…) Lo acompañaban otros tipos parecidos a él, guardaespaldas, politiqueros, y apostadores, quienes lo rodeaban como para que aquellos niños no pusieran en peligro la vida del Gobernador…”
Tras aquel incidente comprendieron que era inútil insistir. Debían esperar lo imposible, pasó el tiempo y ya no se vieron más, la Academia fue clausurada, pero quedó para la historia el último intento: Un mandato firmado por todos ellos el 2 de enero de 1943, cuyo facsímil –un tanto deteriorado por el tiempo --ofrecemos adjunto.
El dibujo presentado por Faure—apenas un niño en aquel concurso--, dio título a este trabajo, pero sobre todo es un llamado a la reflexión, pues aquel ultraje al Mayor en su Centenario, lo era también a la inocencia infantil, y todos los que lucharon por la dignidad plena del hombre en nuestro país. Ese honor fue lavado precisamente diez años más tarde por la Generación del Centenario un 26 de Julio, se hizo realidad el primero de enero de 1959, y los hermanos Chomón Mediavilla fueron consecuentes y también protagonistas de esa otra gesta heroica.

1 comentario:

  1. Faure Chaumon no combatió en la Sierra Maestra, si no en el Escambray. De los pocos que saíó ileso de esa aventura y la posterior que dura hasta hoy. No ayude a cambiar la historia

    ResponderEliminar