__________________________

__________________________

29 dic. 2012

UNA VIEJA CADA DÍA MÁS JOVEN



Desempolvando archivos, recientemente me encontré con una verdadera curiosidad: El modesto catálogo del Primer Festival del Humor titulado “La Habana Vieja exige ornato”, auspiciado por la Comisión de Ornato, Higiene, y Tránsito del Municipio de la Habana Vieja (Monumento Nacional) y la Comisión de Humorismo de la Unión de Periodistas de Cuba, cuya exposición se llevó a cabo en diciembre de 1979.
Lo que no sabía en ese momento es que unos días más tarde, precisamente el pasado 14 de diciembre, nos sorprendiera la noticia de que se estaba celebrando el 30º. Aniversario en que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad.
Juro por San Cristóbal de La Habana que lo dicho es totalmente cierto y pongo a mi familia por testigo.
Aquella premonitoria exposición de humorismo sobre el ornato urbano tres años antes de dicho reconocimiento, tal vez haya aportado su granito de arena en el postrer embellecimiento de esa abuelita de todos nosotros que exigía atención y cuidados a través del humor.
Los que participamos en dicha convocatoria debemos sentirnos doblemente satisfechos por el cambio y estuvimos a punto de cambiarle también el título a este trabajo por “Una vieja 30 años más joven”, pero eso dejaría de ser honesto.
Si nos atenemos a la composición de aquel jurado—casi siempre integrado por un presidente y dos vocales--ésa vez podía catalogarse como un pentagrama, pues estuvo formado por siete miembros musicales.
A saber: Mario Kuchilán Sol, Presidente, y vocales René de la Nuez, Francisco Blanco, Miguel Díaz, Denis Delgado, Frank Alejandro y Julio Aruca. Esto se justifica si nos atenemos a la cantidad de los trabajos en concurso, con más de seiscientos en total.
Nada mejor para presidir ese festival de la sátira y el humor que la excelente caricatura personal realizada expresamente por Juan David al maestro Alejo Carpentier, en su condición de Diputado del Poder Popular por el municipio Habana Vieja.

A 33 años de aquel acontecimiento, “El selecto club de la neurona intranquila” no me dejaría mentir, aunque no recuerde cuantos más se celebraron, lo que sí puedo asegurar es que quedó “Todo listo” para organizar “El salón de la risa” que se llevó a efecto en el Liceo de la Habana Vieja, lo cual  puede considerarse un “Punto de partida”, pues se luchó “Contra el olvido”, dando en el blanco y sacudiendo la mata de la desidia, el desencanto, la pachocha y mucha de la chabacanería al uso en aquellos momentos de un intramuros en peligro de extinción. Se demostró además las “Sorpresas de la vida” al dejar todo lo malo tras”La séptima puerta” para revertir la situación “En el mismo lugar”.
Sin cambiar de canal una vez más veremos “Entre tú y yo” que “Lo bueno no pasa”, comprobando además que hubo un “Antes y después”. Hay que “Andar la Habana” para notar que “Vale la pena” lo realizado y disfrutar los cambios gracias a la extraordinaria labor “En la vía” de la Oficina del Historiador y la devoción personal del Dr. Eusebio Leal, entre otros factores afines los cuales han logrado cambiar el “look” al casco y la mala idea—para embellecer al otro casco--el histórico--. Lo contrario sería “Vivir del Cuento”
Pero tampoco podemos ir “Contra el Olvido” y cantar victoria antes de tiempo pues sabemos que somos “Iguales y diferentes” y el marabú del mal gusto, el abandono y la negligencia nos pueden dejar la “Escena abierta” para virarnos la tortilla, dejándonos empantanados “Tras la huella”.
Sólo hay que bajarse del automóvil y caminar por las aceras de San Cristóbal de la Habana --menos vieja-- para comprobar que no se parece en nada a “Santa María del Porvenir”, pero tenemos fe en que las buenas costumbres y los ejemplos de nuestra hermana mayor de intramuros, nos estimulen a limpiar “De tarde en casa” la suciedad por dentro y no nos escondamos más “Detrás de la Fachada”
Pedimos disculpas a nuestros vecinos del Canal Habana y del mundo entero al no poder localizar aquellos originales en Colorama y mostrarles sólo las copias a dos tintas de lo tres primeros premios publicados en dicho catálogo. Aún así creo que “Vale la pena”  haberlo intentado, aunque haya sido solo “Por amor a vos”.
Los invitamos pues a que “Escriba y Lea” este material remitiéndonos sus impresiones “Al mediodía”..


No hay comentarios:

Publicar un comentario