__________________________

__________________________

1 abr. 2017

¿CURIOSIDADES PALANTERAS?



El hecho de haber arribado el pasado 16 de octubre de 2016 a su 55º.Aniversario, convierte a la publicación PALANTE—primero semanal y ahora con frecuencia mensual-- en la más  veterana o una de las más antiguas  humorísticas de América en español, de ahí que resultara interesante lo publicado el pasado 3 de marzo, bajo el título de “Curiosidades de Palante”.
Sin ánimo de discrepar y mucho menos con nuestros propios orígenes; sólo deseo puntualizar algunos aspectos de lo informado en dicha tercera edición del año Es cierto que al principio no teníamos el llamado logotipo identificativo, pero tampoco éramos PALANTE a secas, sino el estribillo de una festiva conga revolucionaria, “…Palante y palante, y al que no le guste que….”
Dicho semanario tuvo palabras de elogio por parte de nuestro Comandante en Jefe. Comenzó leyéndose de adelante hacia atrás y al llegar al medio, se volteaba para leer en sentido contrario el resto de las páginas. Con ello se justificaba el título, pero casi de inmediato se comprobó la ineficacia del invento, un tanto fuera de lo común.
Es entonces que a comienzos del 1962 se volvió al sistema tradicional, creándose en las páginas centrales la sección “El Mural de Palante” cuyo personaje principal era un pequeño cocodrilo en colores que se movía gracioso por toda la página y que respondía al nombre de “Gironcito” en honor al sitio en que, solo ocho meses atrás habíamos derrotado los cocineros sietemesinos del Imperio.

Resulta que dicho lugar--para nosotros Playa Girón—para ellos resultó la Bahía de Cochinos.
El octogenario padre del caricaturizado saurio está aún vivito y colendo en la ciudad de Matanzas--a solo unos kilómetros del histórico lugar--la Ciénaga de Zapata:
Su nombre: Gustavo Prado (a) Pitín.
Su estilo: La humildad.
Es cierto que en aquellos tiempos no se pensara en logotipo alguno, pero el personaje reunía todos los atributos para tal emblema. No hay quien me lo quite de la cabeza.
La segunda curiosidad habla de las mayores celebraciones cumpleañeras y coincido totalmente con el colega Iscajim. Sólo aclarar que ello respondió a una feliz iniciativa: La creación de la Empresa Ediciones en Colores cuyo director Joaquín G. Santana--reconocido poeta--tuvo en sus manos no sólo la responsabilidad del semanario, sino la de romper los esquemas existentes y fundar cuatro publicaciones especializadas en historietas para niños--un género increíblemente satanizado por algunos detractores--y sus títulos: HISTORIETAS, DIN-DON, MUÑEQUITOS Y FANTASTICOS.
De ahí que nuestro quinto aniversario en octubre de 1966 se celebrara por todo lo alto en La Rampa del Vedado, incluyendo un salón de ajedrez-humorístico y una gran exposición de caricaturas en la Casa de la Cultura Checa mientras, en su propia entrada se extendía por la acera un cementerio con tumbas parodiadas como la del Quijote, o Liborio. Otras muchas iniciativas se llevaron a la práctica por entonces.
Pero al poco tiempo--como si el diablo se interpusiera en nuestros sueños --un incendio en los talleres de impresión, producto de la propia tecnología utilizada para lograr cuatro colores con dos rotativas empatadas, provocó la disolución de dicha empresa.
Fue entonces que PALANTE pasó a otros talleres mientras colaboradores del género historietístico—con Fidel Morales al frente--pasaron a la Agencia Prensa Latina, donde se creó el Grupo-PL, y la revista C-LÍNEA, internacionalmente convertida a partir de entonces, en una trinchera de combate frente a la influencia monopolista yanqui en dicho género, con la revista ANTI-COMIC.
Como ven, sólo queremos aclarar algunos aspectos relacionados con nuestras vivencias.
La próxima intervención es producto de nuestro criterio en relación con el peor de nuestros aniversarios. Es cierto que cuando la Crisis de los Misiles o los Cohetes, en octubre del 1962, estuvimos a punto del Apocalipsis, y por tanto nos movilizarnos como todo el pueblo de Cuba y afrontar iguales consecuencias de dicha agresión. Pero, por lo menos teníamos la esperanza de que, enfrentando al enemigo en las trincheras de piedra o de ideas, podíamos lograr la detención de aquella locura.

De ahí la campaña satírica con que los caricaturistas todos—palanteros o no--ocupáramos por primera y única vez las primeras líneas de combate como corresponsales de guerra. Y que, hasta PALANTE fuera amonestado por cierta portada bravucona aquí representada.
En mi modesta opinión, también la cobarde cacería de la guerrilla del Ché en Bolivia y su brutal asesinato en la Quebrada del Yuro nos conmovió, vísperas de nuestro sexto aniversario en 1967. Pero en esa oportunidad, también pudimos responder a los fariseos de la Gran Prensa con nuestros dardos satíricos. Incluso en el testamento del Che al pueblo de Cuba, el Guerrillero Heroico hace una exhortación a que nuevos combatientes ocuparan su lugar; hecho que tuvo también reflejo gráfico en nuestras páginas.
Sin embargo no ocurrió lo mismo hace treinta años--en octubre de 1987---con todos los preparativos para la celebración de nuestro 26º. Aniversario, cuando el avión de Cubana que regresaba de Venezuela con nuestro victorioso equipo juvenil de esgrima a bordo, es cruelmente derribado frente a las costas de Barbados por una bomba colocada en su interior. El rescate de varios cadáveres, el luto de familiares y amigos, y el dolor de todo el pueblo, impidieron no sólo la festiva celebración y su representación gráfica, sino todo lo contrario: la más sentida manifestación de duelo en toda la nación.
Estas observaciones no hacen más que sumarse a la investigación realizada por el colega Israel Castellanos Jiménez en aras de ampliar algunos detalles, sobre todo para las nuevas generaciones que no vivieron esos momentos.
Para concluir: Lamento que condiciones adversas y sobre todo el implacable deterioro esgrimido por el Dios Cronos se hayan atravesados en nuestro eterno empeño por guardar las imágenes que tan pacientemente habíamos conservado en nuestros archivos y no podamos ofrecerlas ahora, como el Gironcito de Pitín de los comienzos, o el combatiente revolucionario que dispara la palabra Che al futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario