__________________________

__________________________

23 feb. 2011

UNA ALCALDESA PARA RECORDAR

Su nombre en la vida real era María de los Ángeles Santana. Sin embargo, en el corazón de los cubanos quedó para siempre como la alcaldesa Remigia del mítico “San Nicolás del Peladero”.

Dejó de existir el pasado 8 de febrero en esta capital a la edad de 96 años, y de entonces acá, mucho se ha escrito en nuestra prensa de la estelarísima artista, y mucho más ha quedado sin decir. Así de inmensa sería su vida y su obra.

Es cierto que el programa televisivo a que hemos hecho referencia estaba formado por una constelación de estrellas, empezando con su escritor, Carballido Rey, --un libretista fuera de serie--, y en el elenco figuraban personajes de leyenda como el alcalde Plutarco Tuero, y su rival Montelongo Cañón, el periodista Éufrates del Valle, el sargento Arencibia, Ñico Rutina, Cheo Malanga, y otros muchos. Todos ellos interpretados por actores de la talla de Enrique Santiesteban, Germán Pinelli, Carlos Moctezuma, Mario Limonta, Enrique Arrediondo, etc.etc.

Pero la interpretación de la alcaldesa, mezcla permanente de elegancia y delirio de grandeza, se derrumba como castillo de naipes cuando sale a flote la vulgaridad del personaje con ese descomunal grito de ¡AGAMENOOOON! con el que pretende imponer la autoridad al sumiso mayordomo.

Pero María de los Ángeles fue mucho más que eso: Con solo 24 años de edad debuta en la década de los años 30 del pasado siglo para la película “Sucedió en La Habana”, y fue tal su impacto que seguidamente interviene en seis largometrajes más, entre ellos “El Romance del Palmar”, único film cubano de entonces que se ha conservado íntegro hasta el momento.

Genial intérprete de la música de Ernesto Lecuona. Fue figura estelar de CMQ en su época de esplendor, y una hermosísima vedette en el teatro y la televisión. Viajó continuamente al extranjero para imponer su voz en comedias musicales y zarzuelas famosas.

Pero, por sobre todas esas virtudes escénicas, en la vida real María de los Ángeles fue una persona sencilla, jovial, y profundamente humana. No sólo vivió feliz, sino que hizo felices a millones de cubanos con su arte y sus acciones.Vaya con esta modesta caricatura de la alcaldesa Remigia, mi más sentido reconocimiento a esa María de los Ángeles, que cantaba como ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario