__________________________

__________________________

6 ene. 2013

EN POCAS PALABRAS


EL SIGLO DE LAS SIGLAS 
Alejo Carpentier descubrió lo Real Maravilloso con “El Siglo de las Luces”. Modestamente yo les propongo a mis pacientes vecinos hacer un “Viaje a la Semilla” de ese siglo como un homenaje más al maestro.
SIGLA en cualquier diccionario de sinónimos es: Símbolo, abreviatura. Mientras siglo resulta ser: Período, tiempo, edad, época, era, reinado o temporada.
Partiendo de estas definiciones, abordamos la máquina del tiempo para ratificar que ninguna tendencia surge de la noche a la mañana, de ahí que el título de este trabajo no sea totalmente exacto y necesitemos desplazarnos al pasado.
Vayamos pues al origen de nuestro gigantesco vecino del Norte, en tiempos del fundacional Tea Party, lo cual tiene mucho que ver con esta pragmática moda de capsular el idioma y con ello ahorrase el tiempo de escribir palabras, dado que el time is money.
Desde el mismísimo parto de--USA en inglés o EE.UU. de América en español--se vislumbraba esta moda exclusivista, olvidándose de que existían otros EE.UU., tan americanos como ellos pero que hablaban “mexicano”. No es de extrañar tal comportamiento si se tiene en cuenta que allí en Gringolandia, solo se inscriben en las actas de nacimiento los apellidos del padre, como si las madres no existiesen.
Estos son sólo meros ejemplos de lo que estamos diciendo sobre la pragmática siglaturización, costumbre que les viene desde la cuna.
Degustadores de una misma lengua, los hijos de la Reina de los Mares, con las Islas Malvinas incluídas, también se sumaron al la costumbre: Gales, Irlanda, Escocia e Inglaterra se vieron reducidas a un simple GB o Reino Unido.
No somos doctos en lingüistica ni puristas del idioma, pero sufrimos como el que más este vicio que se extendió por todo el mundo en el siglo XX, durante la fase superior del capitalismo y sobre todo como resultado de la Segunda Guerra Mundial que partió por el eje a un pueblo--algo teutónico y prusiano--pero que a partir de entonces se convertiría en la RFA y la RDA, aunque ambas naciones siguieran hablando alemán.
Lo mismo quisieron hacer más tarde en Indochina creando el VIET-COM a partir de cierto paralelo 17—ambos artiificiales--pero el tiro les salió por la culata del síndrome de Viet-nam.
Por esa época tanto la ONU, la OEA, la UNESCO, la FAO; la CEPAL, y decenas de organizaciones mundiales se sumaron al vicio de la siglatura globalizada. ¿Si esto ocurre con los países y sus instituciones, qué dejaremos para el resto de las actividades humanas?
El marketing y la publicity se encargaron de promover la obsolescencia programada en todos los renglones del capitalismo salvaje y la libre empresa para enterrarnos cada vez más en la sociedad de consumo. Las instituciones financieras y bancarias en primerísimo lugar como el BBV vasco, el BM, o el FMI; las firmas automovilísticas de corte militar al estilo de la GM o los escarabajos de la VW; las peliculeras UA, MGM, o RKO, que se fusionaron a la AOL, la CNN la BBC, la NBC, la AP, la UPI, la USIS, y hablando de propiedades y propietarios, hasta a la propia SIP.
EL siglo XX finalizó cerrándose la camisa de fuerza con esos botones de muestra, pero subió la parada en el Nuevo Milenio.
Libre ya del fantasma del comunismo, sacó de la manga del Tío Sam, un terrorismo Made in USA levantado sobre las cenizas de las Torres Gemelas de NY el 9-11, lo cual haría sonrojar a la propia Santa Inquisición.
Todo esto llegó en la era de la digitalización: Es decir, con un solo dedo se podría destruir el mundo si se accionaba el botón nuclear. Los B-26 pasaron de moda como quien no quiere la cosa y cayeron de cabeza en el reciclaje, mientras nuevos la-drones surcaban los cielos con bombas pero sin pilotos ni madre.
A tal punto ha llegado el apego a esta costumbre que hasta los enemigos irreconciliables del sistema imperial han tenido que abrazarse a las siglas. Si no que lo digan el FLN-EP colombiano, el emergente BRIC, la UNASUR y el SUCRE, hasta nuestro ALBA redentor.
Al pasar a mejor vida, el sistema analógico cedió el paso al digitalizado y el mutante binario sustituyó al decimal. No será una crisis, pero no deja de ser sistémica. De ahí que, ahora no puedo equivocarme en la computadora, pues cuando repito el SÏ, me sale NO; y si le doy ACEPTAR dos veces seguidas, me borra lo escrito.
Es una nueva era donde al grito de ¡Proletarios de todo el mundo uníos! Ahora se hallan desuníos, son silenciados, siguen en paro y con un 99% de indignación, pero compran en Wal-Mart, hablan por I-Phone, ven filmes de la HBO, montan en BMW, y navegan por WWW entre otras muchas novedades del siglo XXI; o sea el de las siglas.
Algo más sobre estas y otras originalidades las encontrarán en la siguiente propuesta de este blog. ¡Allá nos vemos!

TRA-TRA-TRANSPARENcia-cia-cia 
Pido disculpas por utilizar en este título un recurso gráfico al que acudimos los historietistas: La onomatopeya. En esta caso imitando el sonido del tableteo de La ametralladora.
Esto se debe a que transcurren los primeros días de un nuevo año, con los antecedentes de un 2012 que transitó bajo la amenazas de crisis y traumatismos de todo tipo.
 La zona euro traqueteada por la crisis bancaria y la recesión en España, y otras naciones del área bajo el trauma de la bancarrota.
El traspiés de un abismo fiscal que amenazaba a los EE.UU. y un curso escolar nada tranquilo, debido a millones de armas sueltas por ahí.
Se fundan financian y dirigen transmisiones ilegales contra nuestro país por más de 50 años, en un repugnante viaje al pasado.
Pueblos aborígenes, etnias y credos que no comulguen con sus dogmas son tratados como un trapo y les aplican el trato del esqueleto.
Violan tratados, traspapelan acuerdos, trasgreden a otros, trasladan tropas mercenarias, trastornan sociedades no afines, trasiegan drogas y armas, apoyan trapisondas como en Libia y Siria, además, se quedan en casa tan tranquilos.
Golpes antidemocráticos en  Honduras y Paraguay resultaron simples travesuras contra el alba. No nos dejan trabajar en paz y nos hacen la vida más traumática.
Lo de Hiroshima y Nagasaki fue un insignificante traspiés de Truman. Pero con el trágico “suicidio” de Marilyn Monroe y el magnicidio de Kennedy hace 50 años, más el trastazo de las Torres Gemelas el 11-9 no hubo hasta ahora, transparencia alguna.
Lo que acabamos de transcribir son algunos hechos trascendentales, conocidos por todos y trastocados por tanques pensantes que tranquilamente inventan estos trasgos de estilo medieval
Recordemos términos como Viet-com por vietnamita comunista, terroristas malos y terroristas buenos, régimen por gobierno, embargo por bloqueo, daños colaterales por bombardeos indiscriminados, aplicar tecnologías de punta en guerras de baja intensidad y uso de uranio empobrecido contra países paupérrimos, bombas inteligentes tan brutas que matan inocentes.
Le cuelgan el San Benito a cualquiera, convocan, aúpan y acogen a tránsfugas de todo el mundo bajo el acápite de exiliados políticos, mientras persiguen a los verdaderos refugiados con cartelitos de indocumentados; es decir trastos del neoliberalismo.
Mientras, trasnochados mercenarios del verbo continúan inventando palabritas con que trasquilar borregos.
Últimamente han inventado un nuevo engendro del terrorismo mediatico para anunciar al mundo el próximo zarpazo del Imperio calzado con guantes de seda; es decir la TRANSICIÓN.
Así con mayúscula, como sus consecuencias:
En buen español  esta palabreja significa: Cambio, paso, mutación, metamorfosis y sus enriquecedores afluentes: Condescender, contemporizar, pactar, otorgar, acomodarse, franquearse, prestarse, dar tiempo al tiempo, ablandarse, hacerse el bobo, ceder, flaquear, doblegarse, dejarse convencer, etc., etc.
Acabo de enterarme de la última trapisonda yanqui con el retintín de la TRANSICIÓN; es un exabrupto más que traspasa y ruboriza todo lo humanamente imaginable. Y cito:
WASHINGTON, 2 enero. (EFE). – En la primera rueda de prensa del año, la portavoz del Departamento de Estado de los EE.UU. Victoria Nuland dijo que:
 “Si se da la circunstancia en que él (Chávez) no pueda ejercer como presidente, queremos ver que un proceso de transición se lleve  a cabo de una manera consistente con la Constitución Venezolana (…) Juzgaremos nuestra capacidad para mejorar las relaciones con Venezuela sobre la base de los pasos que tomen…”
Más claro, ni el agua: En momentos en que Cuba, Venezuela, América Latina mandatarios, personalidades, hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo entero ruegan por la salud del presidente venezolano, la diplomacia del águila imperial se transforma en un buitre carroñero, apostando por lo peor y recurre de nuevo a la amenaza y la prepotencia bajo el  eufemismo de cierta TRANSICIÓN que ya no engaña a nadie.
De nuevo se equivocan, la TRANSICIÓN ya se viene consolidando en Nuestra América—como dijo Martí-- desde que despuntaron por el horizonte los Rayos y Soles de Bolívar, para iluminarnos con las luces del ALBA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario