__________________________

__________________________

2 feb. 2013

CARICATURAS AL MINUTO


Allá por la década del cuarenta del pasado siglo, antes de que la Rampa de 23 desplazara de la popularidad al Paseo del Prado; en el Parque Central, llamaba mi atención un personaje solitario, quien sin más armas que un lápiz y su talento, retrataba a las personas, compitiendo con los fotógrafos que allí se buscaban los frijoles.
Aficionado al dibujo desde niño, aquella manifestación plástica momentánea y al aire libre resultó impactante y hasta misteriosa porque jamás supe el nombre de aquel popular artista.
Años después, ya incorporado al mundo de la gráfica humorística en PALANTE se nos presentó a Valdés Díaz, Ñico y a mí, la oportunidad de rescatar esta modalidad durante nuestra visita a la Expo de Montreal, (Canadá 1969).
Pero a ninguno de los tres se nos ocurrió la idea. Esta surgió de los responsables del Pabellón Cuba —entre ellos Abraham Masiques-- quien consciente de estas habilidades, nos propuso que noche tras noche, asistiéramos al “Restaurant Cuba” ofreciendo allí caricaturas a los comensales como un plato más incluido a las ofertas de lechón asado, arroz con frijoles negros, ron, café y tabaco cubanos.
Muchas de las víctimas de nuestro lápiz juguetón pretendieron reciprocar con estímulos en efectivo, pero la actividad se consideró un obsequio de la Delegación Cubana, avalado con la imagen de la banderita cubana al pie de nuestras firmas.
Parece que el éxito trascendió y a partir de entonces la caricatura personal al momento se popularizó en Cuba y no hubo celebración, fiesta popular o política, que prescindiera del respectivo kiosco con caricaturistas haciendo de las suyas.
Participar era ya de por sí un honor y la estimulación económica no era entonces la motivación principal.
Recordemos el multitudinario Festival del Humor de Varadero en 1971 con motivo del Décimo Aniversario de PALANTE y los provinciales del 26 de Julio, que durante la década del 70 y el 80, se celebraban con masiva participación del pueblo en cada una de las ciudades ganadoras de la emulación.
Pero los tiempos cambian y el periodo especial con la doble moneda incluida, resulto un factor desestabilizador. Numerosos mosquitos advenedizos comenzaron a revolotear alrededor del turismo generalmente en el Casco Histórico “con la picada“ de la caricatura personal, dejándole en la cartulina o la libreta de colegio, la roncha de un bodrio.
Fue entonces que Valdés Díaz, Jorge Camejo y yo, acudimos de nuevo ante Masiques en el Palacio de Convenciones, partiendo de su experiencia, para proponerle el proyecto CARITUR, con el cual pretendíamos elevar la categoría de esta oferta al visitante mediante contratos avalados jurídicamente por el Fondo de Bienes Culturales. No todos aceptaron el sacrificio de cobrar a razón de 150 x 1, pero varios dibujantes de experiencia se sumaron a la idea y logramos incorporarlos en diversos hoteles.

Nuestro proyecto se iba desarrollando de acuerdo con lo planeado, pero los turistas acogidos al sistema de Todo Incluido, con el paso del tiempo, vieron afectada su liquidez y este descenso afectó la demanda intrahotelera. Nos quedamos prácticamente solos en el Habana Libre Tryp, hasta la celebración de su 50º Aniversario (marzo del 2008), cuando se nos otorgo diplomas como “Huésped Distinguido” a Rosita Fornés, Trelles—uno de sus fundadores—y el que les habla, en presencia del propio Ministro del Turismo. Sin embargo, me había llegado la hora del retiro y así  lo hice saber a la administración del hotel en ese propio año.
Por suerte ahí no termina esta historia: Jóvenes profesionales de la especialidad, surgidos del proyecto “Aspirina” que se nucleó en TRIBUNA DE LA HABANA, con el apoyo de la Unión de Jóvenes Comunistas y sobre todo, por el entusiasmo y la dedicación de su principal inspirador Narciso Antonio Martínez Nicolau, quien firma solo NARCISO han podido mantener la bandera en alto y siguen desarrollando la actividad con igual entusiasmo y la misma profesionalidad de la escuela cubana de caricatura personal, heredada de grandes maestros como Massaguer, Blanco, Valls, David y otros tantos.
Tenemos entendido que en otras provincias como Cienfuegos, Las Tunas, Holguín y Villa Clara han surgido grupos similares.
Pero antes déjenme contarles otras historias afines: Al realizar un viaje a España hace unos diez años, me acerqué a la Plaza Mayor de Madrid, donde docenas de artistas confortablemente sentados frente a sus respectivos modelos, también acomodados, les realizaban retratos, pero ninguno de ellos podía catalogarse de caricatura personal ni instantánea, aunque sí con magnífica factura plástica.
Lo mismo ocurrió para sorpresa mía en un fugaz acercamiento de tres días a Nueva York en la primavera del 2011, y pudimos comprobar que algunos artistas ocupaban entonces plazas y sitios concurridos como el Parque Central, bajo el consabido cartelito de caricaturistas, pero utilizaban el mismo método que vimos en España de retrato al óleo, acuarela o creyón, pero ni pizca de humor y mucho menos inmediatez.
Esto lo confirma el propio Narciso quien nos cuenta que Guillermo Lorenzen (GUILLE), vino con seis años a Cuba, se formó en nuestra escuela y regresó a su país de origen Guatemala, haciendo allí algunos intentos en la Plaza de la Catedral centroamericana sin otras experiencias similares.
También el colega cubano Jorge Martínez (Lloyi), radicado en España, no ha visto cosa igual en esos predios. No sé si lo recuerden cuando en San Antonio de los Baños batió el record de 26 horas consecutivos realizando 1336 caricaturas personales, marca homologada en 1996 por la unión Iberoamericana de Humoristas Gráficos. Si contamos la cantidad de cartulinas utilizadas ese día, era lo que yo necesitaba en la década del 60 del pasado siglo para realizar una caricatura diaria en la página editorial de “EL MUNDO” durante 44 meses.
Al acercarnos a la próxima Feria Internacional del Libro de La Habana 2013, y ser invitado a participar como un “joven” más en el kiosco habilitado al efecto, me vienen a la mente estos recuerdos.
En esta oportunidad, el equipo encabezado por el dinámico Narciso se ha propuesto subir la parada, lo cual aplaudo con entusiasmo, pues será el PRIMER FESTIVAL DE LA CARICATURA en nuestro país. ¡Ahí estaremos!
He aquí el cartel confeccionado con ese fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario