__________________________

__________________________

18 feb. 2013

EN POCAS PALABRAS


original de cuerpo entero 
Algunos vecinos del barrio y otros tripulantes de este blog que navega por sobre las olas de las WWW se han acercado a mí para preguntar Qué quise decir con eso de…“Quiero ser original”, título del trabajo publicado en enero de este año.
Se comieron la mazorca diría un cooperativista. Para un martiano le bastaría con recordar que “Todas las glorias del mundo caben en un grano de maíz”. Y yo agregaría este precepto: --No hay nada nuevo bajo el Sol.
Que uno trate de ser original es lógico, que lo consiga es otra cosa.
Por ejemplo: “La original de Manzanillo” es una orquesta establecida desde hace años; pero si usted escribe una cuartilla con dos copias, ninguna de estas últimas lo son.
Tras el cartelito de original hay muchas versiones, pocas rarezas y menos innovaciones, pero cantidad de imitadores a la medida o a la moda.
En el caso que despertó la curiosidad de mis vecinos se trataba de cierta tendencia, sobre todo del tipo farandulero, --como la contrafigura de Pánfilo en “Vivir del cuento”--, que se copian unos a otros desbaratando el idioma al convertir consonantes en fonemas para completar frases verdaderamente jeroglíficas.
Tal vez algunos los aplaudan, pero cuando esto se convierte en rutina—y de hecho ya lo es—resulta una peligrosa epidemia. Lo peor es que tal costumbre, que yo sepa, no tiene nada de original y mucho menos manzanillera.
Hubo sí, alguien que lo fue de cuerpo completo y en todo sentido.
Nació pobre el 6 de febrero de 1932 en la barriada de Lawton. Tuvo varios oficios, entre ellos, dependiente del comercio en tiendas de la capital, limpia platos en Nueva York y sastre a veces en la Columna 8 de la Sierra Maestra, siendo además Jefe de la misma. Fue el último en unirse a los expedicionarios del Granma en México y uno de los primeros en recibir el grado de Comandante—tras el Che-- en la Sierra.
Por sus méritos el pueblo lo bautizó como “El Señor de la Vanguardia” y “El Héroe de Yaguajay”. De joven soñó ser escultor y se matriculó en la Academia San Alejandro sin poder terminar los estudios. —existe una caricatura-venganza que le hizo a Chago en la Sierra Maestra.
Su fidelidad a Fidel y a la Revolución es inconfundible. Por su carácter alegre, dicharachero y hasta jodedor se ganó rápidamente la simpatía del pueblo.
Lo perdimos el 28 de octubre de 1959, al regreso de desbaratar una cobarde traición en un cuartel de Camagüey a la que dio el pecho una vez más, rindiendo la plaza y armado solamente de su coraje.
Han pasado 54 años de su desaparición física y si esto no bastara para ser considerado original, hagamos una pausa para reflexionar lo planteado hasta aquí.
En el año 2009 mi hijo y yo confeccionamos un libro en el cual recopilamos algunas memorias sobre el hombre del sombrero alón, graficándolas con la técnica de la historieta y como un homenaje, tanto a Camilo como al autor de la obra, Guillermo Cabrera Álvarez, quien mediante entrevistas había recopilado en una joyita editorial varias de sus famosas anécdotas partiendo de la frase del Che cuando dijo: “Camilo es el hombre de las mil anécdotas”.
Ambos, el héroe-guerrillero y el escritor-periodista murieron jóvenes.
Nuestro trabajo se limitó entonces a graficar las entrevistas que hiciera Guillermito a familiares, amigos y combatientes con la síntesis de su lenguaje típicamente periodístico, tal y como acostumbraba en su leída sección “La tecla ocurrente” de Juventud Rebelde.
Para concluir los dejamos con la caricatura personal del autor del libro y un fragmento de su portada, donde podrán apreciar la figura del famoso guerrillero, la frase con que lo caracterizaron: “Criollo como las palmas” y su curiosa firma K-MILO 100 FUEGOS.
¡ORIGINAL!, ¿VERDAD?

NOTA: Al cierre de esta edición la Unión de Periodistas de Cuba otorgó los Premios “José Martí” 2013 por la obra de toda la vida, a los colegas Gladys Egües, José Alejandro Rodríguez y Perfecto Romero, éste último, actualmente fotógrafo de PALANTE, quien estuviera estrechamente ligado a Camilo y el Che a partir de las heroicas jornadas del centro de la Isla en la ofensiva final contra la dictadura de Batista. Al amigo Perfecto le dedicaremos próximamente un comentario.

UN TRIBUTO al cabo de los años
Antes de abordar este trabajo les pido disculpas y a la vez rectificar un error: En la edición anterior, al referirme a la Expo de Montreal, Canadá,  la situé en 1969 cuando en realidad el evento se celebró en 1967.
No sé cómo pudo traicionarme la memoria, cuando “Metamorfosis”, mi caricatura premiada en el Salón Internacional de Humorismo de Montreal que motivó el viaje, fue publicada precisamente un año antes en PALANTE.
Aquella nos resultó una gran experiencia porque los enviados de PALANTE pudimos contactar con exclusivas muestras en muchos campos de la ciencia, la técnica y el arte. Tal vez lo más impactante para mi haya sido visitar las exposiciones de pintura donde se mostraban las nuevas tendencias del hiperrealismo, el pop y el op-art entre otras manifestaciones.
No fui yo solo, algunos colegas que asistieron al magno evento cultural o se informaron por otros medios, también recibieron influencias y recuerdo que con posterioridad Samuel Feijoo dedicó un número de la revista SIGNOS a estas tendencias donde mostraba cómo se aplicaban a la caricatura, la publicidad y otras expresiones afines.
Había pasado dos décadas de Montreal (1967), cuando mi hijo, Francisco Blanco Hernández, profesor de artes plásticas en la Academia de San Alejandro, quien había venía experimentando con letragrafías partiendo del alfabeto cirílico y yo, nos entusiasmamos con un proyecto propagandístico a partir de aquellas experiencias ya que al año siguiente se celebraría el 30º. Aniversario de Radio Rebelde, histórico hecho ocurrido en la Sierra Maestra.
Concebimos realizar entonces este cartel político que ahora mostramos partiendo de una dramática foto del Guerrillero Heroica y aquella famosa frase…”Camilo…aquí está el Che…” que se repetía en medio del fragor del combate; ya que con ello el Ejército Rebelde no sólo daba un estratégico paso en las comunicaciones entre los distintos frentes, sino también la oportuna información a todo el pueblo de la verdad frente a la manipulación oficial de los medios en poder de la dictadura.
Desde el punto de vista gráfico nos propusimos traducir las ondas radiales por medio de círculos concéntricos que partirían de uno de los auriculares del Che.
Aquel primer intento, no resultó de nuestro gusto por lo cual nunca se presentó y quedó engavetado--pero no olvidado--en el baúl de los recuerdos.
En medio de una mudada, aparecieron recientemente y nos dimos cuenta de un detalle importante: No nos habíamos percatado antes de que, al llevar a la práctica el dibujo, los trazos circulares en blanco entre formas negras daban un efecto de medio tono sobre el papel, como el reticulado o el ben-day en la prensa periódica.
Aquello se nos reveló como una ilusión óptica, permitiendo superponer los textos del diseño sin necesidad de otro efecto o color, pues el negro puro contrastaba suficientemente con el resto grisáceo.
Sin otro interés que mostrarles este intento—hasta ahora inédito—lo ofrecemos como tardío homenaje a Radio Rebelde este 24 de febrero.
Fieles a Gardel cuando dijo que 20 años no eran nada, aquí se lo dedicamos a Rebelde en su glorioso 55º. Aniversario ¡FELICIDADES COLEGAS!


No hay comentarios:

Publicar un comentario