__________________________

__________________________

7 mar. 2013

LA BRONCA DEL COMIC Y EL ENIGMA DE LA SEMANA NEGRA


Aunque por el título parezca uno de esos thrillers del cine que tanto nos gustan, este trabajo resulta tan real como la vida misma. Puede considerarse casi el guión de un docudrama.
El elenco lo componen sólo dos personas. El protagonista principal es el colega y amigo Paco Ignacio Taibo II, quien desde este momento será el Gato PIT II, como cariñosamente lo conocemos en el sector. De inmediato le cedo la palabra:
 “…En 1958, cuando era niño, salí exiliado con mi familia desde España hacia México. El barco se detuvo en el puerto de La Habana y el capitán llamó a mi papá--Paco Ignacio Taibo I-- que era periodista, para la cabina de radio. Entonces oímos órdenes de una batalla trasmitidas por una emisora de onda corta. El que hablaba, un hombre de acento argentino, era el Che. Era la batalla de Santa Clara. Las fechas coinciden, y ésta resultó mi primera relación con Cuba…”
El otro personaje soy yo, y ahora entro a escena:
“…Aproximadamente un lustro más tarde, al calor de la la Revolución surge Ediciones en Colores, una empresa que puso en circulación los cuadernos de historietas MUÑEQUITOS, AVENTURAS, DIN-DON Y FANTÁSTICOS, junto con el semanario PALANTE. Un incendio destruyó sus talleres y el personal especializado pasó a formar parte del Grupo-PL en la Agencia Prensa Latina, creando allí las revistas C-LÍNEA y ANTI-COMIC. Ambas con un enfoque más actualizado de lo que estaba publicándose mundialmente en ese campo. Yo me quedé formando parte del equipo de PALANTE…”
Mientras esto ocurre en Cuba, Pit II, quien ya adolescente escribía cuentos y poemas, estudia periodismo y comienza a trabajar en varias publicaciones mexicanas como HISTORIA OBRERA, UNO MÁS UNO, y la revista SIEMPRE, pero sobre todo se destaca a partir de su inolvidable novela inicial “Días de Combate” siempre inspirado en la trayectoria del Che. Además, como fan del cómic, crea y dirige otra publicación periódica especializada en historietas bajo el título de BRONCA. En esta trifulca mexicana desarrollada en viñetas secuenciales, la sangre no llegó al río Bravo, pero el alboroto editorial de PIT II fracasó por incomprensiones del mercado en tierras aztecas.
De sus experiencias sobre la llamada “lectura popular” más tarde diría: ”…La novela negra puede llegar a ser más profunda que el periodismo, en el sentido de que toca capas que éste no ve. Puede descubrir dimensiones de lo subjetivo, las atmósferas, lo que la gente piensa, el rumor, etc…”  En cuanto a la disparidad con la novela policiaca clásica expresaba lo siguiente::“…La tradición detectivesca como la presentada por Ágatha Christie, sólo pretende mostrar a los lectores quienes y cómo se producen los acontecimientos relacionados, pero la novela negra va más allá, pues intenta indagar en el incómodo por qué de los hechos…”
Con estas palabras podemos apreciar la inclinación profesional de nuestro protagonista hacia ese campo. Ahora entro de nuevo en escena yo. Veamos lo que estaba sucediendo por acá:
“…En diciembre de 1985, al fundarse la Editorial Pablo de la Torriente de la UPEC, pasamos a la misma con la misión específica de estimular la publicación en Cuba de historietas más abarcadoras, no sólo basadas en temas infantiles--precisamente en la misma onda de la contestataria BRONCA azteca; a tal punto que en los salones de la Casa de la Prensa, junto al compañero Manolo Pérez Álfaro, mantuvimos talleres libres durante unos ocho años por la falta de buenos guionistas en aquellos tiempos…”
Esta etapa coincide con el mal golpe recibido por Pit II en la BRONCA mexicana y aquí reinicia –que sepamos--sus vínculos con Cuba, donde se reúne con un grupo de bisoños escritores que abrazaban sus mismas inquietudes narrativas. La UNEAC les abre sus brazos y se aglutinan alrededor de la revista ENIGMA, editada por la propia institución.
No es de extrañar que, desde sus primeros números, junto a artículos de fondo, crónicas sobre la novela negra, promoción de libros y síntesis biográfica de los autores más destacados del mundo, aparecieran también trabajos en secuencia gráfica algunos cuentos policiacos realizados por dibujantes de nuestro taller del comic.
Aquella enigmática revista de literatura policiaca con frecuencia trimensual cubrió aproximadamente un quinquenio a partir de su primer número en el verano de 1986. El Gato Pitt II, aparecía en la nómina como corresponsal de la revista en México, pero era su indiscutible aglutinador seguido de firmas tan reconocidas como Juan Madrid, John Le Carré, Isaac Asimov, Vázquez Montalbán, Saccomanno, y George Simenon. Entre los cubanos que dejaron sus huellas en ella se encontraban algunos veteranos junto a bisoños escritores como Leonardo Padura, quien fuera –si no recuerdo mal--el enviado especial de la revista a la inauguración de la Semana Negra de Gijón en el primer número de ENIGMA, además de Reynaldo González, Daniel Chavarría, Rafael Bernal, Luis Rogelio Nogueras, Armando Cristóbal, Noel Navarro, Gregorio Ortega y Luis Adrián Betancourt junto a otros que se me escapan a la lupa del recuerdo.
Pero volvamos a la interrumpida trama para una última toma de esta secuencia, cuando recordamos los últimos contactos que tuvimos con el colega mexicano:
 “…Nos reencontramos en el verano de 2008 precisamente en Gijón, donde PIT II me brindó la oportunidad de presentar una serie de tiras cómicas de AY VECINO en una de las carpas instaladas por la Semana Negra en la Playa del Musel. Al año siguiente pude verlo de nuevo pero ésta vez en La Habana, durante la Feria del libro de 2009, cuando presentó su libro “Tony Guiteras, un hombre guapo” del cual guardo un ejemplar debidamente autografiado…”
Han pasado tres años, y en esta 22º. Edición de la Feria Internacional del libro de Cuba vino de nuevo, pero lamento no haber compartido en esta oportunidad con tan singular personaje al no enterarme a tiempo de su presencia en la misma. Para finalizar veamos lo que dijo al entrevistador Alejandro Madorrán, nada menos que en el órgano oficial del evento de La Cabaña, EL CAÑONAZO NO. 7 de (20-2-2013):
“…Vine de México con la brigada Para leer en libertad, un pequeño grupo de personas que busca rescatar la lectura en el país azteca. Dictaremos conferencias sobre la connotación actual de la novela negra y la resistencia frente a la crisis de capitalismo… Hace casi un año que dejé de ser el principal coordinador de la Semana Negra de Gijón para dedicarme con más tiempo a mis compromisos políticos. Fueron 25 años de éxitos continuados en el evento, donde conectamos a los escritores latinoamericanos y europeos, pero siempre con la prensa conservadora todo el tiempo sobre nosotros. En realidad esos intentos no tuvieron gran relevancia…”
Para finalizar el veterano e inquieto Gato Pit II nos demuestra de nuevo que tiene más de siete vidas, no haber perdido su visión satírica de la realidad y que mantiene su misma agilidad felina pues así le responde al entrevistador:
“…Nos estamos haciendo respetables, ganamos premios y hasta nos hacen homenajes. El problema de volverse respetable es que cuando perdamos el hilo crítico, el filo provocador, la irreverencia, nos vamos a volver novela gris…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario