__________________________

__________________________

26 may. 2012

ESPEJISMOS SIN EXAGERACIÓN

Dicen algunos por ahí que el cubano tiene fama de exagerado: --O se pasa, o no llega--.
La frase tal vez también peque de hiperbólica, pero no deja de tener razón. Como dice la canción,”…Así somos…aquí estamos…”
A tono con ello, tres de nosotros–humoristas a mucha honra—Lázaro Miranda, Antonio Mariño, y Francisco Blanco, --el burro al final--; a raíz del 14 de marzo, “Día de la Prensa”, nos pusimos de acuerdo para pagarle con la misma moneda a quienes tan desmesuradamente piensen de nosotros los cubanos, y demostrarles que no íbamos a quedarnos atrás. Surgió entonces la idea de exponer retratos humorísticos  de personalidades cubanas, la mayoría de ellas, periodistas destacados.
La muestra  titulada “Distorsión ante el espejo” contó con 30 obras de los referidos LAZ, ÑICO, y BLANCO, que repartidas entre tres, tocó a diez per cápita. Las  palabras de salutación  que nos engrandecen, estuvieron a cargo de  la compañera Bárbara Doval, Vicepresidenta a cargo de Personalidades y Círculos Especiales de la UPEC. En correspondencia a tantos elogios tuvimos que responderle por partida triple con igual o mayor ponderación.
Un nutrido grupo de colegas e invitados entre los que se hallaba el propio Presidente de la institución, --que no es segundo de nadie si de humorismo se trata--, el colega Tubal Páez, también puso lo suyo y nos elevó aún más. La muestra inaugurada el pasado jueves 17 de mayo podrá verse hasta el 17 del mes próximo en el vestíbulo de la Casa de la Prensa en 23 y H, Vedado.
En realidad, la intención de los expositores no es inflar la propuesta, sino dar un primer paso en la celebración del Cincuentenario de la querida Unión de Periodistas de Cuba, a celebrarse a mediados del próximo año con su IX Congreso.

Sabemos que de ahora a la fecha surgirán múltiples proyectos e iniciativas entre instituciones afines y  colegas del sector con motivo de la efeméride. Los felicitamos ahora, los apoyaremos después, y a lo mejor nos pasamos. Pero… ya nadie podrá acusarnos de que no llegamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario