__________________________

__________________________

9 nov. 2014

UNA ENTREVISTA FANTÁSTICA


Yo: Entrevistar a un mago de verdad no es fácil y a Gardini en particular resulta casi imposible. A la primera pregunta me dice:

El: ¡Abracadabra! Gardini es mi nombre artístico, pero en realidad me llamo Belarmino S. Domínguez Almager. Y no cumplo 40 años sino 55 igual que nuestra Revolución, pues salí del útero materno y no de un sombrero de copa, el 9 de febrero de 1959.
Yo: ¿Entonces qué celebramos hoy?
El: El nacimiento del mago Gardini en 1974 que coincidió con mis 15. ¡Tremenda fiesta!, porque de aquella piñata surgió mi verdadera vocación.
Yo: Entonces ¿es usted un artista empírico?
El: Como casi todos. Hay que tener vocación. Me gradué de licenciado en Ciencias Sociales e Historia en la Universidad de la Habana en 1988, pero después de ser Técnico Medio en Agronomía y dejar los estudios de Ingeniería y también de Derecho, ambos en el tercer año también en la Universidad de la Habana (1982).
Yo: Entonces usted ¿es una especie de hombre orquesta?
El: Si usted supiera, me gusta la música, pero lo que pasé fue mucho trabajo y después pasé un taller de conductor de programas en la televisión, otro de voz y dicción en Radio Taino así como de magia EPAM y de Inglés sin barrera.
Yo: Ese Inglés sin barrera no lo conozco, el que yo cursé era el Inglés de Jorrín… “Tom is a boy” y “Mery is a girl”. ¿Cómo ocurrió lo de la Compañía Sueños Mágicos en el Apolo?
El: Como pasan todas las cosas: Un día pasé bajo los portales de 10 de Octubre cerca de mi casa y pasé tremendo susto. Por poco me mata un desprendimiento del techo que me pasó cerca y me dije: ¡Esto debe tener arreglo!, se me encendió la chispa, me propuse meterle manos a la obra junto a entusiastas activistas y acudí a las autoridades pertinentes contándoles mis Sueños Mágicos. De nuevo el nada por aquí y nada por allá dio resultado. A golpe de restauración comencé este proyecto en el año 2003.
Yo: ¿Tenias fe en dicho propósito?
El: Tenía lo que debía de tener: Deseo, voluntad y conocimientos para emprender la tarea, lo que no me imaginaba era su envergadura. Cuando miro hacia atrás todo parece obra de magia. El “Apolo” estaba en ruinas y me encomendé al otro Apolo –el oráculo y dios griego de la sabiduría—y este me trazó una prueba solo comparable a las 12 tareas de Hércules. Pero yo no soy ni dios, ni semidiós; a lo sumo el hijo de Hércules, pero tampoco me gustó el nombrecito, así que me quedé con el tradicional de Gardini.

Yo: ¿Satisfecho?
El: Un verdadero artista nunca lo está, pero puedo sentirme recompensado, no solamente por la celebración de mis 40 años de vida artística sino por los resultados: En el 2005 fui agraciado con Magia y Algo más” y “Sueños de un viejo mago, en el 2006 “Más allá de la lámpara y los sueños, en el 2007 Circo fantástico” y culminé con “El Camarón Encantado” 2009 y 2010. Además participé en Expo-Cuba con la Fiesta de la Magia, así como en intercambios culturales con México, siendo invitado nuevamente en este mes de noviembre.
Yo: ¡Futuro!
El: Ese es el de los jóvenes y a ellos me dedico. El teatro les abrió sus puertas a partir del 2003 y recibí el primer estímulo con el Premio Ánfora 2013. Mis sueños mágicos se volvieron realidad. Y en cuanto a su pregunta el futuro lo hemos puesto en un taller para niños y jóvenes que lleva el emblemático nombre de “Harry Potter”. Ahí está el detalle como diría Cantinflas o el futuro, como digo yo.
Yo: Muchas gracias Gardini por esta entrevista medio en broma medio en serio, pero sin lugar a dudas: Llena de magia y fantasía, sorprendente y seductora, lo cual merece el aplauso del respetable, esos que usted se ha ganado para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario