__________________________

__________________________

2 abr. 2010

UN ABRAZO POR TODA LA VIDA.

El pasado mes de marzo fue pródigo en grandes agasajos e íntimos agapitos para la familia de la prensa cubana. Si tenemos en cuenta que se celebraron los aniversarios 70 de Radio Cadena Habana, 30 de Radio Metropolitana, y 25 de Radio Taíno, ya habría suficiente excusa para ello. Pero nuestra televisión no se queda atrás, pues cumplirá este año sus 60 años de intrusismo en nuestros hogares; y los diarios Granma y Juventud Rebelde que nacieron juntos en 1965, también están de fiesta junto a los más jóvenes semanarios Trabajadores por sus 40 años y Tribuna de la Habana con 30 de existencia.
Estos reconocimientos se dieron a conocer en el 118º Aniversario del heraldo mayor, “Patria”, fundado y dirigido por nuestro Apóstol José Martí Pérez, en el exilio un 14 de marzo de 1892.
Por tanto con orgullo celebramos anualmente en esa fecha el “Día del Periodista”. Este año tuve un doble honor: Ser designado por la UPEC para participar como jurado en los Premios “Juan Gualberto Gómez” para los mejores trabajos publicados durante todo el año, y “José Martí” para la obra por toda la vida. Si fue un privilegio intervenir en las labores de los jueces, resultó una satisfacción que mi voto se uniera a la decisión unánime de otorgarle el reconocimiento por toda la vida a la colega Miriam Rodríguez Betancourt. http://granma.co.cu/2010/03/11/nacional/artic08.html
Reconocida periodista, investigadora, y profesora en la Facultad de Periodismo en la Universidad de la Habana, por sus aulas han pasado en casi medio siglo generaciones de periodistas, algunos incluso tan destacados que formaron parte del jurado que testimoniaron su ejemplo, dedicación, esfuerzo, y maestría en el desempeño de esa labor formadora.
Pero a mi me resultaba algo si se quiere más cercano: Su padre, como el mío vino de Grandas de Salime, una aldea asturiana a orillas del Navia, hace casi un siglo, para sembrar en nuestra tierra una fecunda familia. Ambos formamos parte desde niños de la comunidad astur en La Habana, y precisamente el pasado año, tuvimos el placer de asistir a un pequeño círculo de amigos, en la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC), para la presentación de su libro “Asturias en la memoria”, ya que, editado en España, contaba con muy pocos ejemplares en bytes.
En aquella ocasión le dediqué un espacio en kilo-bytes para este blog, pues ella me había destinado algunos mega-bytes en sus crónicas, bajo el título de “Nunca perdió sus tradiciones”. En agradecimiento le envío a Miriam la foto que nos tomaron ese día, cuando nos fundimos en un fraternal abrazo de giga- bytes...
¡FELICIDADES!

No hay comentarios:

Publicar un comentario