__________________________

__________________________

11 abr. 2013

LA IMAGEN PARLANTE


Confieso que estuve tentado a utilizar la palabra parlanchina en vez de parlante en el titular de este trabajo, por estar a tono con el carácter humorístico del tema, pero me temo que se convierta en un timo  al ser mal interpretada, ya que tiene más de treinta sinónimos peyorativos como cotorra o charlatana.
Lo importante era destacar la frase: “Una imagen vale más que mil palabras.”
Esto se ha puesto de manifiesto en estos días al calor de la Decimoctava Bienal Internacional de Humor Gráfico de San Antonio de los Baños, en la actual provincia de Artemisa, Cuba.
El evento celebrado del 31 de marzo al 3 de abril de 2013 fue dedicado al 50º. Aniversario de la UPEC, organismo de los periodistas cubanos.
Todos los medios y no pocos enteros dieron amplia cobertura de la actividad comenzando con el desfile inaugural y tras el alegre pasacalle, el acostumbrado mural colectivo; mientras el jurado deliberaba y la Fiesta de la Caricatura personal se extendía por todo el Boulevard de San Antonio.
Las exposiciones no se limitaron a la Villa del Ariguanabo con su tema central “¿Verdades o intereses?”, la de los miembros del jurado “Las verdades del jurado”, así como “Miedo Anbiente”, “Píntalo, luego existo” “Turcios animals” y “Píntalo claro”.
La Ciudad de La Habana también tuvo lo suyo con la propuesta de “Fotografía humorística”, los premios bienales bajo el título de “Pensando el arte con una sonrisa”, ”Humor a tres manos”, “El mejor amigo” y “Las miradas de Laz”
Si a todo esto sumamos la provechosa Jornada Teórica desarrollada en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” podremos sentirnos complacidos, aunque siempre uno quede insatisfecho sabiendo que puede dar mas.
La radio, la televisión y la prensa plana mantuvieron informado a nuestro pueblo con cada una de estas noticias y para reafirmar el carácter internacional del concurso contamos con la presencia de dos reconocidas firmas latinoamericanas que aceptaron participar como miembros de jurado, presidido por Alfredo Martínez (Martirena) al haber obtenido el Gran Premio de la pasada edición con su obra “Niños de la Guerra”; le acompañaron en esta ardua tarea los también cubanos Arístides Hernández (Ares), y Alberto González, especialista del Museo del Humor. Los otros dos participantes extranjeros resultaron ser Enrique Pilozo y Omar Zevallos. Como deferencia a ellos presentamos sus respectivas fichas biográficas.
Enrique Pilozo: Humorista grafico ecuatoriano, radicado en los Estados Unidos desde la tierna edad de 18 años. Colaboró en diversos medios de ese país como LOS ANGELES TIMES. También ha publicado en México, España, Cuba, Nicaragua, Francia, Portugal, Argentina, Japón, Costa Rica e Irán. En 1994 obtuvo su primer premio en un concurso de caricatura editorial y en la actualidad cuenta con dos libros publicados, pero se destaca mucho más en su producción documental donde cuenta entre otros trabajos con el corto metraje “Los dibujantes” donde entrevistó a lo que más vale y brilla en el sector a escala mundial. De profesión tecnólogo-psiquiatra, define a la caricatura como su pasión y la vía de escape a sus largas jornadas de trabajo científico.
Omar Zevallos: Disfruta de prestigio en su natal Perú como diseñador, periodista, ilustrador, y caricaturista. Ha publicado cinco libros de humorismo gráfico y realizado ilustraciones para publicaciones peruanas y extranjeras. Esta no es la primera vez que interviene en un jurado de la especialidad. Entre sus reconocimientos cuenta con Premio Especial de la Unión de Periodistas de Cuba y el trofeo de la revista BOHEMIA en la IV Bienal de San Antonio de los Baños, 1984, y su obra es conocida también en Chipre, Estados Unidos, Colombia, Turquía, Azerbaiyán, Portugal, Italia, Bélgica y Japón. Además, desde hace algún tiempo mantiene contra viento y marea el sitio ARTE-FACTO una revista virtual de todas las artes plásticas, que puede catalogarse como un ejemplo de la especialidad y de la permanencia, pues lleva ya más de 60 ediciones.
Para concluir acudimos a la nota que transmitió al día siguiente de la clausura la Agencia de Información Nacional (AIN).
“…Con la entrega del Gran Premio Eduardo Abela al artista Reynerio Tamayo cerró ayer la XVIII Bienal Internacional de Humor Gráfico dedicada a la Unión de Periodistas de Cuba en su aniversario 50.(…)
La sátira política SIN TÍTULO del caricaturista Tamayo resultó escogida por su excelente síntesis y protesta ante un tema actual de la realidad mundial, explicó Alfredo Martínez (Martirena), presidente del jurado y primer premio de la edición anterior del concurso.(…) En la declaración final de la Bienal, exhortaron a continuar desarrollando iniciativas para reclamar la liberación de los Cinco Héroes Cubanos condenados injustamente en los Estados Unidos. (…) Durante la clausura en el Museo del Humor de San Antonio de los Baños, Tubal Páez, presidente de la UPEC, entregó una caricatura personal del autor Yoemnis Batista a Pedro Méndez, director de la publicación MELAÍTO, presente en la celebración, junto a otros reconocidos fotógrafos y artistas cubanos.
Asimismo homenajearon al desaparecido Rafael Ferrero, quien desarrolló un fuerte movimiento de esculturas monumentales en Las Tunas y otros territorios. (…) El jurado otorgó además varios lugares en cinco categorías y entidades; dio a conocer diferentes premios colaterales, al tiempo que, quedaron expuestas las más de 180 obras escogidas para  el certamen y otras premiadas en años anteriores…”
Hemos soslayado algunos aspectos en aras de sintetizar lo acontecido durante los cuatro días del evento humorístico cubano, precisamente para avalar lo planteado en el encabezamiento de este trabajo sobre la importancia de la imagen como comunicador ejemplar, y la caricatura es, sin lugar a dudas, un vehículo paradigmático en ese aspecto.
En este ejercicio hemos utilizado la cantidad exacta de palabras que se hace referencia en la frase del comienzo “Una imagen vale más que mil palabras”  Compruébelo si quiere.
Como apoyatura gráfica, utilizaremos solo dos caricaturas representativas y dos fotos tomadas en el evento.

Veremos como cada una de ellas sintetiza ideas y conceptos tan abarcadores que necesitarían más de las mil palabras citadas en el primer párrafo para explicarlas en su totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario