__________________________

__________________________

22 dic. 2011

¡FLASH! ¡ÚLTIMA HORA!

Enterado por los organizadores de un próximo encuentro el día 27 de diciembre de la Editorial Pablo de la Torriente con los amantes de la historieta, en el local de la Casa del Alba, y de la necesidad de contactar con el colega Dario Mogno, creador y fundador de la REVISTA LATINOAMERICANA DE ESTUDIOS SOBRE LA HISTORIETA, pude comunicarme con el mismo esta semana a través del correo electrónico. He aquí su respuesta:
Querido Blanquito, ¡Qué alegría recibir tu correo! Y me alegra conocer que están bien. Aquí, por suerte, igualmente. El único que se lleva unos problemas consecuentes a la operación que tuve que hacerme el año pasado… Estoy muy limitado en mi libertad de movimiento, pero sobrevivo. Salir poco de la casa por mí no es un gran sacrificio: Me gusta más estar sentado leyendo un buen libro o viendo una buena película que caminar por las calles de Milán. Gracias por avisarme sobre la iniciativa del día 27. Te diré que no tengo una gran gana de ponerme ahora a escribir (estas secuelas de la operación me dejaron con una gran pereza), pero pienso que podría mandarte el texto de una entrevista que me hicieron sobre la revista por una publicación web argentina. Déjame averiguar, y te escribo nuevamente. Entretanto, un afectuoso abrazo a tí y a tu gente.
Dario
Es necesario aclarar a mis amables vecinos de quién estamos hablando:
Dario Mogno: -Licenciado en Sociología Experimental sobre los “Factores de la organización perceptiva del filme”. Trabajó por doce años como sicólogo motivacionista. Por veinte años fue gerente editorial y director de revistas. Integrante del Comité Organizador de los Encuentros Internacionales de Historietistas que se desarrollaban cada dos años en La Habana. Desde 2001 continúa con la realización de la REVISTA LATINOAMERICANA DE ESTUDIOS SOBRE LA HISTORIETA. Reside en Milano, Italia.
De la interviú titulada “En el papel veo el signo del autor”, coordinada por Laura Vázquez para la Federación Latinoamericana de Comunicación Social FELACS y que servirá de leit motiv para el tan añorado encuentro, tomo una breve anécdota que el entrevistado contó sobre la amistad entre dos seres afines:
“…Conocí personalmente a Alberto Breccia a principio de 1980 cuando decidí a reunir en volumen los episodios de “Un tal Daneri” que en Italia ya habían aparecido por entregas. Yo admiraba al artista que en Italia era bien conocido sobre todo gracias a revistas como LINUS, IL MAGO y SARGENTO KIR.
Quedé fascinado por su persona, por su perenne insatisfacción por los resultados logrados y la continua búsqueda y experimentación de nuevas formas expresivas; de su humanidad, de su humildad, de su ternura.
Inmediatamente nos caímos bien el uno al otro, tuve la oportunidad de tenerlo como huésped en mi casa por casi un mes, y empezó una amistad que los años sucesivos vinieron fortaleciendo.
Entre las tantas deudas que tengo con Alberto, es a él a quien le debo mi vínculo con la historieta cubana. Un día me hablaba de la injusticia social y de las dramáticas condiciones de vida de los pueblos latinoamericanos; le pregunté si nunca había estado en Cuba. No contestó. Nunca había ido a Cuba ya que sus condiciones económicas no se lo permitían. Cuando me inviten iré con mucho gusto e interés, me dijo. Por broma le respondí que cuando lo invitaran me avisara, y yo mismo habría viajado ahí para que, a su llegada me encontrara esperándolo en el lobby del Hotel Habana Libre para invitarlo a un trago de bienvenida.
Pasaron los años, ya había olvidado esa charla, pero no la había olvidado Alberto, que en enero de 1990 me telefoneó desde su barrio de Haedo para comunicarme conmovido de que, finalmente tenía la invitación a Cuba.
Se trataba del Primer Encuentro Iberoamericano de Historietistas.
Me liberé de mis cargos de trabajo y el mes siguiente, cuando Alberto llegó a La Habana, yo estaba ahí esperándolo con el trago en la mano…”
Hasta aquí la anécdota: De aquel memorable Encuentro hay bastante documentación incluso lo publicado en este blog.
En cuanto a la próxima cita con la historieta en esta, la capital de todos los cubanos, les prometo tener informados a mis fieles vecinos. Mientras tanto:

¡FELICES PASCUAS Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario